Sara Carbonero | EFE

Viaje secreto a Madrid. Sara Carbonero asustada. “Tiene muy mala pinta”. Última hora

stop

La escapada secreta que calla la esposa de Iker Casillas

09 de marzo de 2020 (14:47 CET)

Luis Rubiales reconocía la semana pasada su deseo de que las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol se adelantaran. “No todo depende de mí, pero si los que deciden dan el visto bueno ya conocéis mis intenciones”, apuntaba el actual presidente de la RFEF, mientras aseguraba que su relación con su rival en los comicios, Iker Casillas, es excelente.

Algo que teme en gran medida el meta. El esposo de Sara Carbonero sabe que el tiempo corre a su favor, y que necesita el máximo posible para conseguir aliados. Y es que hoy por hoy su victoria es prácticamente una utopía.

A Casillas le faltan apoyos

Según apunta la Asamblea, Casillas necesitaría 71 votos para conseguir la victoria, una cifra de la que Iker está muy lejos. “Tiene muy mala pinta”, avisan desde el entorno de Casillas. Hasta Sara Carbonero ve que el asunto terminará mal, lo que puede afectar y mucho a la moral de su marido. La WAG está asustada.

El ex capitán del Real Madrid y de la Selección Española cuenta con los votos de 17 de los 20 equipos de la Liga, que son los ‘amigos’ de Javier Tebas.  A ellos, hay que sumar los de los futbolistas de David Aganzo, presidente de la AFE, que serían 13. Pero a partir de ahí, las cuentas se diluyen. Y ‘amigos’ de los que esperaba el apoyo como Xavi Hernández, David Villa o Fernando Hierro le han dado la espalda. Ya le han comunicado que su apoyo es para Rubiales.

Rubiales durante la rueda de prensa para despedir a Lopetegui / EFE

Casillas mueve ficha

Un panorama que le tiene contra las cuerdas y ante el que ya está tomando medidas. Por ejemplo, se conoce que Casillas se reunirá en las próximas horas con Irene Lozano, secretaria del Consejo Superior de Deportes. El motivo es que Iker quiere pedirle “juego limpio”. Y es que el portero sabe que la presidenta del CSD está recibiendo muchas presiones para favorecer a Rubiales y no quiere que ello condicione el desarrollo de los acontecimientos.

En este sentido, cabe decir que Rubiales se ha reunido hasta en tres ocasiones con Lozano, y tras estos encuentros se han producido algunos movimientos sospechosos en el CSD. Por ejemplo, el subdirector general de régimen jurídico del CSD Ramón Barba fue destituido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad