Sara Carbonero e Iker Casillas

Última hora de Sara Carbonero (y es la bomba): “Iker Casillas está en el hospital”

stop

La periodista afronta su enfermedad con entereza y positivismo

19 de junio de 2019 (12:02 CET)

La periodista afronta con entereza y postivismo su enfermedad. El mes pasado, la vida de Iker Casillas y Sara Carbonero dio un vuelco de 360 grados. Todo empezó con el infarto de miocardio que sufrió el guardameta del Oporto y su inminente operación de urgencia. Una vez que permanecía en casa para empezar con la recuperación, Carbonero daba una triste noticia a sus familiares, amigos y seguidores a través de las redes sociales. Le habían detectado un tumor maligno en el ovario. 

La presentadora salió del hospital una semana después, no obstante el pasado 9 de junio volvió a ingresar unos días debido a una indisposición. Aunque ahora no es muy habitual verla en las redes sociales ni en actos públicos, la joven intenta llevar su vida con total normalidad. Recientemente publicó una fotografía donde ante las adversidades intenta sonreír. Muchos de sus compañeros le mandan apoyo y cariño. 

La pareja ha estado unos días en Oporto para visitar a unos amigos y desconectar. No obstante, ambos tomaron la decisión de abandonar la ciudad portuguesa para volver a nuestro país. Iker Casillas y Sara Carbonero, junto a sus hijos, se han vuelto a instalar en Madrid. La periodista debe acudir a revisiones periódicas y es más fácil para ellos estar cerca del Hospital Ruber Internacional de Madrid, donde se está tratando con el mejor equipo médico. 

sara carbonero e iker casillas salen del hospital

En todo momento el guardameta está con ella y la acompaña a todas las revisiones médicas. La mañana del pasado martes 19 de junio les veíamos salir del hospital en el coche. A toda velocidad y no quisieron pararse con los medios. Los jóvenes llevan este tema con total discreción. Por el reflejo de los cristales se podía ver como Iker Casillas conducía el coche y Sara Carbonero iba sentada en el asiento del copiloto. Sin duda, el jugador está siendo la persona más importante en la vida de Sara. 

El pasado fin de semana la pareja estuvo invitada al evento del año, la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos. Sin embargo estos optaron por declinar la invitación por problemas más que evidentes. Prefierieron descansar. Sabían que su presencia podía generar bastante revuelo, tanto en los medios como en los invitados. En cambio si asistieron al discreto bautizo del hijo de Isabel Jiménez, íntima amiga de la periodista. En esta ocasión no había tanto famoso por metro cuadrado, ni prensa, por tanto estaba tranquila. 

De momento, Iker Casillas empieza a recuperarse, tal y como mostró en su último parte médico, y esperamos que Sara Carbonero también nos pueda dar grandes noticias. Mucho ánimo Sara. 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad