Sara Carbonero e Iker Casillas | EFE

Última hora de Sara Carbonero: la foto más dura. “Iker Casillas está roto”

stop

La imagen del portero español que emociona a las redes

26 de mayo de 2019 (11:15 CET)

Sin duda alguna las últimas dos semanas han sido las más duras para Iker Casillas y Sara Carbonero. Y es que primero fue el guardameta del Oporto el que dio un susto tremendo con un infarto agudo de miorcardio el pasado día 1 de mayo que, obviamente, lo ha dejado fuera de los terrenos de juego.

Pero cuando aún se estaban recuperando del susto, Sara Carbonero anunció también por sorpresa que había sido operada de un tumor maligno en el ovario. Por suerte los dos están bien y recuperándose, cada uno a su ritmo.

De hecho, cuentan desde el entorno de Sara que cada día está mejor y con mas fuerzas. Seguro que la cantidad de visitas de amigos y familiares que está teniendo está ayudando, y mucho, a superar este duro golpe.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia.

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

La foto más dura de Iker Casillas

Sin embargo el protagonista ayer fue Iker. Y es que su Porto se jugaba la Copa de Portugal contra el Sporting de Lisboa. Casillas, obviamente, no estaba precisamente entre los convocados, pero decidió viajar con el equipo y ver el partido desde la grada.

Y todos ellos tuvieron un bonito gesto con él cuando, en la celebración del primer gol, sacaron una camiseta de Iker y la plantaron en el césped. Algo que, como era de esperar, emocionó al portero español.

Resultado de imagen de casillas

Tanto que, como bien podemos ver en la foto, no pudo contener las lágrimas. Iker es consciente de que lo más probable es que no puede jugar a nivel profesional nunca más. Entre eso y el susto de su mujer, las emociones están a flor de piel.

Iker Casillas está roto” apuntan desde las redes. No les falta razón. ¿Quién no lo estaría? Dos sustos muy gordos en apenas unos días. Por suerte, y tanto Iker como Sara saben que es lo más importante, parece que los dos se recuperan de forma más que satisfactoria. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad