Trifulca en Múnich: Ribéry tuvo que sujetar a Pep Guardiola en el vestuario del Bayern

stop

El técnico mantiene el enésimo encontronazo interno a dos meses de salir del club

Ribéry, Guardiola y Juanfran en el Bayern, 2 - Atleti, 1

06 de mayo de 2016 (10:12 CET)

La etapa de Pep Guardiola en Múnich terminará mal. Los métodos del técnico nunca han agradado en las altas esferas. Su triple eliminación de las semifinales de la Champions, su gran objetivo, es una losa que siempre lo acompañará. Ha tenido enfrentamientos con jugadores. Y, muy sonados, con los médicos. El último, en concreto, después de quedar fuera de Europa ante el Atleti.

El Bild explica este jueves que Pep Guardiola estuvo a punto de llegar a las manos con uno de los fisioterapeutas del Bayern tras la eliminación de la Champions. Es cierto que las filtraciones del vestuario tampoco han ayudado al técnico, que siempre busca el hermetismo completo. La cuestión es que el entrenador se encaró con su ayudante, a quien recriminó la lentitud en la recuperación de sus jugadores. Puso el caso del atlético Godín: "Godín se ha recuperado rápidamente. ¿Vosotros por qué no lo conseguís? ¿Por qué tardáis tanto con nuestros lesionados?".

Demasiados frentes

El fisioterapeuta argumentó que las acusaciones eran injustas, que todos los jugadores estaban disponibles "menos Robben y Badstuber". Entonces comenzó una "breve, pero intensa bronca". El futbolista Frank Ribéry se pudo en medio para evitar daños mayores. Las semillas del enfrentamiento comenzaron a germinar en el partido de ida, en el Calderón, donde Pep pudo contar con el recién recuperado Boateng, pero no lo hizo. Tampoco agradaron en el club las suplencias de Muller y Ribéry en Madrid. La bomba estalló con la eliminación.

La relación de Pep con los responsables médicos del Bayern ha sido tensa desde el primer momento. Hace más de un año, se enfrentó al histórico doctor Hans-Wilhelm Müller-Wohlfahrt, que terminó dimitiendo. En diciembre se encaró con el jefe de los servicios médicos, Volker Braun, al que Guardiola echó de su despacho en una discusión por una lesión de Lahm.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad