“Terrible”. Y es de Sara Carbonero. Última hora “muy grave”

El problema que persigue a la esposa de Iker Casillas

Fotografía: “Terrible”. Y es de Sara Carbonero. Última hora “muy grave” » Diario Gol
Fotografía: “Terrible”. Y es de Sara Carbonero. Última hora “muy grave” » Diario Gol

El año 2020 sebe ser el de la confirmación de la recuperación total de Sara Carbonero. A la esposa de Iker Casillas se le debería presentar una época de bonanza, después de haber pasado su año más complicado, después de que el pasado mes de mayo le detectaran y le extirparan un tumor en el ovario.

Desde entonces Sara ha tenido que someterse a un duro tratamiento de quimioterapia que hace unas semanas logró dejar atrás, en una de las mejores noticias que se han tenido de Sara en los últimos meses.

Sara Carbonero encara 2020 con mucha fuerza

Sus fans, que no han dejado de darle ánimos y mostrar su apoyo a la influencer en los últimos meses, celebran ahora que Carbonero  esté recuperando su vida cuotidiana. Y es que la WAG ya vuelve a organizar reuniones con amigos y hasta ha recuperado sus rutinas deportivas para ponerse en forma, tal y como pudimos ver hace semanas en su cuenta de Instagram.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Re-comenzar . #yoportítúpormi #labuenaenergíasecontagia #pilates #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

El siguiente paso de Sara pasa ahora por recuperar la sección que presentaba en Deportes Cuatro antes de caer enferma, en la que realizaba entrevistas un tanto íntimas y personales a personajes de diferentes disciplinas deportivas.

Pero le quedará una signatura pendiente a Sara. Recuperar su empresa Slow Life de la espiral de pérdidas en la que se ha metido. Se cuenta que la situación de la marca es «terrible» y «muy grave».

Malos resultados como empresaria

En su primer año de vida, 2015, como suele ser normal, la empresa de Sara registró pérdidas. El segundo curso, en 2016, en cambio, fue bastante mejor. Logró unos beneficios de 34.738 euros, según el Registro Mercantil.

Pero en 2017 volvieron a tener pérdidas importantes. Slow Love registró 28.936 euros negativos.

Y atención las cosas no fueron mejor en 2018 para la empresa de la esposa de Iker Casillas. El resultado de este ejercicio después de restar gastos a los ingresos, refleja más de 80.000 euros de pérdidas, confirmando así la tendencia negativa que seguía el negocio.

Asimismo, tal y como recoge Jaleos, el patrimonio de la empresa también está en números rojos.  Después de restar las propiedades a las deudas de la firma, el resultado serían 90.000 euros negativos. Es decir, deben más de lo que tienen.

Un mal, el de que las empresas se vayan a pique, que sufren a menudo muchas WAGs. Por ejemplo, Antonella Roccuzzo, esposa de Leo Messi, tuvo que cerrar la tienda que abrió en el centro de Barcelona. O Pilar Rubio, que recientemente tuvo que cerrar ‘MyShopList by Pilar Rubio’, que no ha estado en funcionamiento ni un solo año de vida.

Publicidad