Sara Carbonero | EFE

“Terrible y durísimo”. Y va de Sara Carbonero: el palo más gordo

stop

La esposa de Iker Casillas sigue dando pasos adelante en su recuperación

04 de noviembre de 2019 (14:05 CET)

Mirando hacia adelante. Sara Carbonero sigue con su recuperación de la intervención a la que fue sometida en mayo después de que los médicos le detectasen un tumor maligno. Se conoce que Sara acude de forma periódica a su médico en Madrid para pasar los pertinentes controles, mientras la colaboradora de Deportes Cuatro va dejando atrás uno de los episodios más complicados de su vida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Días de lluvia, amigos, puchero, cartas y chimenea. Las conversaciones de siempre, los niños saltando en los charcos, recuerdos de anécdotas que por muchos años que pasen siguen haciéndonos la misma gracia. Planes para el 2020, de bodas y despedidas de soltera. Un viaje pendiente y un concierto. Fotos que salen del baúl de los recuerdos y te mueres de vergüenza pero “era lo que se llevaba entonces”. Una canción de Mikel Erentxun, siempre quedará mañana, la mañana de mañana y muchos días más como estos, que empiezan con “las cañas” a la hora del aperitivo y terminan con brindis de pacharán de madrugada. En los que puedes tocar conversaciones trascendentes o hablar de nada durante horas. Lo importante es estar, incondicionalmente, desde hace más de 30 años y comprobar que “todo sigue igual, siguen los amigos que quiero tener, no me puedo quejar”. . #díasdepueblo #tresdeespadas #celebrando

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Un problema que, no obstante, que ha servido de ayuda a muchas mujeres en España y en todo el mundo. Por un lado, se conoce que en los últimos meses han aumentado en gran medida las peticiones de citas para someterse a controles médicos. Algo que aumentado el número de vidas salvadas al detectar a tiempo la dolencia. Y todo a raíz de que se hiciera público lo de la esposa de Iker Casillas.

Sara Carbonero da ejemplo

Por otro, la noticia ha ayudado a arrojar luz sobre una enfermedad de  a que no es que exista demasiada información y de la que ahora los expertos se están haciendo mucho eco. Y es que muchos expertos han profundizado sobre la enfermedad, dando algunas pistas sobre síntomas y recuperación que ha contribuido a que se conozca mucha más información al respecto.

Estamos ante el tercer cáncer más frecuente, después del de mama y el de endometrio, según señalan miembros de la Asociación de Afectadas por Cáncer de Ovario (ASACO).

Un cáncer muy frecuente y muy peligroso

Concretamente, en 2017 se diagnosticaron 3.412 casos, según informaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Son muy pocos comparados con los 26.000 diagnósticos de cáncer de mama. Sin embargo, los índices de mortalidad son muy preocupantes. Mientras que la supervivencia en el cáncer de mama supera el 80%, en el de ovario se queda en el 60% de los casos.

Además, este tipo de tumor es muy difícil de detectar, lo que agrava mucho más la situación. Por suerte a Sara Carbonero se lo encontraron a tiempo, pero no es lo habitual. "La mayoría de los diagnósticos precoces de este tumor son casuales, porque la paciente se somete a una cirugía por otro motivo, por ejemplo", comenta el presidente del Grupo Mundial de Investigación Cáncer Ginecológico (GCIG)y  jefe del Departamento de Oncología Ginecológica de INITIA-Quironsalud en Valencia, Andrés Poveda.

El palo más gordo a las que padecen cáncer de ovario

Y eso no es todo. Hay otro detalle que los expertos definen como “terrible y durísimo”. Esto es que en los cánceres ginecológicos como endometrio, cérvix u ovario, el tratamiento y la extensión o gravedad de la enfermedad puede conllevar la realización de cirugías pélvicas en las que se comprometen los órganos reproductivos, lo que dificulta la posibilidad de mantener la fertilidad.

Existen métodos para preservarla, pero siempre según el caso. Nada asegura que después de la dolencia puedan ser madres.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad