Shakira y Piqué

Shakira y Piqué, bronca en el aeropuerto de Barcelona. Las vacaciones en Islandia terminan mal

stop

El regreso convulso de la cantante y el futbolista a la capital catalana

28 de julio de 2020 (13:59 CET)

Los jugadores del FC Barcelona ya están de vuelta en la ciudad condal. Quique Setién les dio una semana de vacaciones antes de concentrarse de nuevo para preparar lo que queda de Champions League.

El primer partido será el próximo sábado 8 de agosto en el Camp Nou contra el Nápoles. Será la vuelta de los octavos de final. Y si los culés superan la eliminatoria (en la ida empataron a 1 gol en Italia), estarán en la fase final de la competición que se disputará en Lisboa del 13 al 23 de agosto.

Gerard piqué y Shakira vuelven de Islandia

Así, como decíamos, los integrantes del primer equipo ya se encuentran en la capital catalana. Los que salieron de la ciudad fueron llegando entre el domingo y el lunes. Y entre ellos Gerard Piqué.

Gerard Piqué | EFE

El central ha estado en Islandia estos días junto a su pareja, la cantante Shakira, y sus hijos, Milan y Sasha. El futbolista, la colombiana y los pequeños decidieron huir del calor que asola estos días Barcelona y escogieron un destino más fresco.

Pero el hecho destacable se produjo a su llegada. Y es que fueron unos cuantos los palos que se llevaron por ciertas actitudes. En concreto Shakira.

Shakira pasa de sus fans

Primero salió de la terminal Piqué, que se paró unos momentos para  firmar autógrafos y tomarse selfies con los presentes que se lo pidieron. El central mostró su cara más amable.

No tanto como Shakira. La de Barranquilla salió minutos después de Gerard, y su respuesta ante los fans allí congregados fue muy distinta. Shakira no se parí ni un solo instante, y solo firmó un autógrafo a una niña.

Shakira

Pero atención, porque lo hizo cuando ya estaba dentro del coche, sin intercambiar ni una sola palabra o gesto de cariño con la seguidora. La asistente de la diva fue la encargada de coger el libro a firmar, pasárselo a la cantante y posteriormente devolverlo a la dueña, mientras Shakira se ocultaba en el interior del vehículo con el que volvieron a casa.

Una actitud que contrasta con la de Piqué y que ha sido criticada por muchos en las redes sociales. Y es que aunque exista el riesgo del coronavirus, consideran que no le hubiera costado nada frenar un momento y complacer a los presentes, como sí hizo Piqué.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad