Shakira veta a un programa de televisión con un "no volveré" (y no es El Hormiguero)

stop

La colombiana se niega a regresar a un espacio televisivo

Shakira revolucionó la boda de Antonella Roccuzzo y Leo Messi, y no fue la única

31 de mayo de 2017 (11:50 CET)

Está en la cresta de la ola. Shakira atraviesa uno de sus mejores momentos personales y profesionales.

Mientras la colombiana disfruta de la compañía de sus hijos, Sasha y Milan, y de su pareja, Gerard Piqué, no deja de cumplir con los compromisos publicitarios que le comportan la publicación de su nuevo disco, El Dorado.

No para

Sin ir más lejos, esta misma semana visitó El Hormiguero, mientras  que hace apenas dos semanas irrumpía en el centro de Nueva York para realizar un concierto a capela improvisado.

Tanto es así que apenas le queda tiempo para emprender nuevos proyectos. Asimismo lo confirmó la cantante recientemente en una entrevista realizada a Entertainment Tonight.

La 'cafetera', que ha sido coach en la cuarta y la sexta temporada de The Voice, aseguró que nunca más volvería a participar en el programa musical.

La sudamericana ha sido una de las colaboradoras más carismáticas del espacio televisivo, donde estuvo entrenando a los futuros talentos del mundo musical, les enseñó algunos movimientos con sus caderas e incluso les dio clases de español.

Renuncia a The Voice

No obstante, la pareja de Piqué aseguró que no volvería a participar en el programa. El motivo fue claro: tiene otras prioridades.

"Fue una gran experiencia y, por supuesto, echo de menos a los chicos, fueron muy divertidos, pero no volveré. Es muy difícil estar lejos de mi familia. En este momento, estoy de nuevo haciendo música y voy a estar de gira muy pronto al final del año. Me falta todo eso", confesó Shakira.

De hecho, cuando participó por primera vez ya estaba embarazada de Milan, mientras que en su segunda aparición su primogénito ya tenía un año y pronto los Piqué-Mebarack irían a por el segundo.

Ahora, con los dos y el lanzamiento de su nuevo disco, no tiene tiempo para nada más: "Solía ser el centro de mi universo y ahora soy un satélite de mis hijos. Ellos son el centro de mi universo y mi mayor prioridad en la vida para asegurarse de que se sienten amados y que se convertirán en buenas personas, grandes seres humanos. Es mi objetivo número uno y todo lo demás es secundario", concluyó sobre el asunto.