Shakira y Piqué cambian de domicilio

Shakira vende la casa con Piqué en Barcelona

stop

La colombiana y el catalán ganan una millonada con la venta

10 de febrero de 2018 (18:03 CET)

Los cambios siempre son necesarios. Y ahora más que nunca para Shakira. La colombiana lleva muchos meses en la cuerda floja y una mudanza siempre ayuda. Al menos a cambiar de aires.

Y es que la mujer de Gerard Piqué no deja de ser noticia. Tanto a nivel profesional como personal. A nivel laboral la de Barranquilla no pasa por su mejor momento. Hace apenas unos meses tuvo que suspender su gira mundial debido a un grave problema en las cuerdas vocales.

A día de hoy la cantante, que decidió descartar la opción de pasar por el quirófano, se está sometiendo a un tratamiento a base de cortisona que, tal y como le han explicado los expertos, le ayudará, y mucho. Aunque nadie garantiza que vaya a recuperar la voz que la catapultó a la fama.

En el peor momento

Por si con eso no tuviese suficiente, su aparición en los Paradise Papers y la reciente demanda de la Agencia Tributaria por su presunta delito de evasión de impuestos, la han acabado de hundir.

Sin lugar a dudas Shakira está pasando por uno de sus peores momentos en los últimos años. Líos con Hacienda, disputas con los paparazzis, problemas en la voz, su crisis con Gerard Piqué…

Un nuevo hogar

El caso es que, no sabemos si es debido a este crisis o ya estaba todo planeado, la pareja ha decidido embarcarse en un cambio de domicilio. Una vez esté acabada la casa que se están construyendo en Esplugues del Llobregat, la pareja abandonará la casa donde viven ahora, en Pedralbes, para buscar la tranquilidad de las afueras de Barcelona.

De hecho, sabiendo que se iban a trasladar, Piqué le echó un cable a un compañero de vestuario y le vendió a Samuel Umtiti la parcela colindante a su actual domicilio. Cuando se trasladaron a este lujoso barrio de la capital catalana la pareja decidió comprar la parcela de al lado para, entre otras cosas, tener más privacidad.

Ahora que se marchan ya no es necesario el terreno así que Gerard le ha dado las llaves a su amigo Umtiti. Eso sí, tal y como informa Vanitatis, se ha llevado un buen pico. Compró el terreno por 900.000 euros y lo ha vendido por 2 millones.

Un muy buen negocio que les reportará un ingreso extra que, seguro, hará que se calmen un poco loas ánimos.