Gerard Piqué y Shakira

Shakira tiene una bronca muy fea con Piqué (y es por esto): “¡Se acabó!”

stop

Problemas en el domicilio de la cantante y el fubtolista

30 de marzo de 2020 (15:49 CET)

Este lunes Leo Messi ha publicado un mensaje en su muro de Instagram que ha sorprendido a propios y extraños. El argentino ha emitido un comunicado sobre el FC Barcelona que ha sido aplaudido por la mayoría.

El él, el delantero confirma que la plantilla se rebajará el sueldo hasta un 70% y que los jugadores del primer equipo pondrán dinero para que los empleados del club puedan cobrar el 100% de su sueldo mientras dure la crisis por el coronavirus. Y no solo eso. Apunta que es algo que llevaban tiempo pensando y que si no lo habían dicho era porque querían encontrar la mejor fórmula para todos.

Señalan a los responsables

Y ojo, porque también manda un dardo a la directiva de Josep Maria Bartomeu y compañía. El de Rosario lamenta que desde dentro del club se les haya señalado y “puesto bajo la lupa”. De hecho, a Diario Gol han llegado versiones muy distintas desde el Barça de lo que cuenta Messi.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi) el

En este sentido, no es la primera vez que los jugadores muestran su animadversión hacia la directiva. Recientemente estalló el caso de la contratación por parte del club de servicios de empresas que consistían en crear una mala imagen de algunos jugadores y ex miembros del club en las redes y mejorar la de Bartomeu y los suyos. O cuando Eric Abidal señaló al equipo de no entrenar bien.

Llueve sobre mojado

Por eso lo ocurrido con los sueldos y la forma de tratar de los responsables a los futbolistas es un argumento más para una Shakira que hace tiempo que quiere hacer las maletas y volar de Barcelona. Cuentan en el entorno de la pareja que Shakira va como loca por poder decir “¡se acabó!” de su etapa en Barcelona.

No sería la primera vez que tiene una conversación con Piqué en la que le pide que abandone el club y se marchen a Miami, lejos de un Barça que considera que no trata bien a Piqué, y de una España que le va detrás cada dos por tres a la colombiana en asuntos fiscales.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad