Shakira termina a gritos: la bronca no contada (y es con Piqué)

stop

El detalle de la colombiana en la final del Wanda Metropilitano que no pasó desapercibido

23 de abril de 2018 (13:41 CET)

No falló. Como en muchas otras ocasiones Shakira acudió a ver a su pareja, Gerard Piqué, disputar una final con el FC Barcelona. La cantante colombiana presenció el choque entre el Barça y el Sevilla correspondiente a la final de la Copa del Rey que se jugó en el Wanda Metroplitano, desde un palco privado en la grada.

Tal y como se pudo ver por televisión, la de Barranquilla disfrutó del triunfo culé junto a los suyos, entre los que pudimos ver a la madre de Piqué y a los pequeños de la pareja, Milan y Sasha.

 

 

Shakira se mantiene al margen

No obstante, a diferencia de otras ocasiones, Shakira no bajó al terreno de juego durante la celebración del título como hicieron el resto de mujeres e hijos de muchos jugadores. Sí lo hicieron sus retoños, pero no la colombiana.

Así, mientras la mayoría celebraba el título en familia, Piqué y sus retoños tenían que saludar desde la distancia a la sudamericana.  Una situación que no gusta nada al barcelonista, que en más de una ocasión ya ha intentado convencer a Shakira en conversaciones algo acaloradas de que no dé más indicios sobre su situación sentimental.

El detalle llamó mucho la atención, y es que la artista siempre estuvo junto a Gerard celebrando los títulos, tal y como demuestra la siguiente instantánea, en la que ambos se fotografiaron junto a una de las Copas del Rey que el Barça ha conquistado en los últimos años.

Shakira pasa de las WAGs

Asimismo, la cantante tampoco se fotografió junto al resto de WAGs en la foto que se tomaron sobre el césped del Wanda Metropilitano. Mientras las parejas de los futbolistas, lideradas por Antonella Roccuzzo y Sofía Balbi, se retrataban junto al trofeo, ‘Shak’ se mantenía al margen en la grada. Y es que a la de Barranquilla nunca le ha gustado seguir la estela de nadie ni mezclarse con quien no le aporta nada.   

wags barça copaEl asunto no pasó desapercibido en las redes sociales ni en el mismo estadio, donde muchos preguntaban “por qué no bajaba Shakira”.

Todo ello, una prueba más de que la relación entre Piqué y Shakira no atraviesa su mejor momento y de que las rencillas entre Antonella y Shakira siguen muy patentes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad