Shakira tapa el lío de cuernos con Piqué que arrasa en Barcelona

stop

La cantante colombiana pone tierra de por medio antes de montar un incendio

17 de febrero de 2018 (18:47 CET)

Amores que matan. Las relaciones del pasado siguen pasando factura a la relación entre Gerard Piqué y Shakira Mebarak. Los celos están a la orden del día. 

Mientras la cantante colombiana se vuelve a dejar ver con Maluma, cantando ambos de forma íntima y casi romántica, en Barcelona siguen circulando rumores sobre Nuria Tomás, la ex novia del central del Barça

No está olvidado. A pesar de que los problemas de salud de Shakira difuminaron en los últimos meses un problema del que viene avisando desde hace tiempo Diario Gol y que sigue muy presente en la casa de los Piqué-Mebarack.

La colombiana sufrió un problema en la voz a principios de noviembre que le obligó a anular el primer concierto de la gira. Cayeron otros cuatro conciertos y, finalmente, la gira El Dorado Wolrd Tour fue cancelada.

La culpa fue de una hemorragia en las cuerdas vocales que le surgió a la colombiana después de haber forzado en su puesta a punto para volver a los escenarios. Cinco años sin actuar ni grabar ningún disco le pasaron factura.

La de Barranquilla se sometió a un tratamiento con cortisona durante un mes antes de ponerse en manos de un foniatra para reeducar la voz. Todo ello con Piqué a su lado.

Una situación que cambió el panorama que vivía la pareja justo antes de que Shakira cayera enferma. Aunque en las redes sociales se han mostrado más unidos, parece que hay gato encerrado. 

El pacto de silencio entre Shakira y Piqué 

Aseguraban desde Colombia que la crisis que atravesaba la relación entre ambos había propiciado un pacto de silencio entre Shak y Gerard. Todo para no perjudicar la gira que iba a tener a la cantante lejos de la familia durante seis meses.

Los dos habrían decidido, según las fuentes colombianas, mantener la relación y no pronunciar ni una palabra al respecto hasta la vuelta de la artista. Todo ello, principalmente, por el bien de los niños, Milan y Sasha.

También para no agitar a una prensa rosa que no les pierde de vista ni un segundo. No querían dar un paso adelante irreparable con tanto en juego y pensaron que el tiempo lo cura todo. Que la distancia podría ayudar a la ‘cafetera’ a olvidar una historia que no logra quitarse de la cabeza.

"A Núria, por quererme siempre" 

Shakira le trae de cabeza la relación que el padre de sus hijos mantenía con Núria Tomás, cuando ambos empezaron a tontear en verano del 2010. La colombiana no anda tan segura de sí misma en este asunto y aseguran desde su entorno que tapa estos complejos con su cara más mediática.

A la cantante no le sienta nada bien que Piqué sea uno de los objetos de deseo de muchas mujeres y mucho menos que mantenga la amistad con Núria. La hija de Enrique Tomás siempre ha significado mucho para el futbolista, que no quiere sacarla definitivamente de su vida. 

Shakira no quiere ni oír hablar de este tema. Ha hecho todo lo posible por silenciarlo ya que le han llegado constantes rumores de todo tipo. Está harta

El asunto tiene a la de Barranquilla sin pegar ojo. Y más después de que Tomás diera a conocer que guardaba con mucho cariño un libro dedicado que le había regalado el jugador del FC Barcelona. “A Núria, por quererme siempre”, rezaba la dedicatoria del futbolista.

El fantasma de Núria Tomás 

Ahora la ex de Piqué vive en Madrid, donde ha logrado rehacer su vida después de atravesar momentos durísimos a raíz de la ruptura con el barcelonista. En la actualidad, Núria trabaja en la productora teatral que montó con su amiga Queralt Riera y que lleva por nombre Nuqart.

Con todo, revelan algunas voces que Gerard sigue sin olvidar a Tomás, y que en ocasiones incluso se arrepiente de haberla dejado. Algo tenía la también ex novia de Jorge Lorenzo que el futbolista no logra encontrar en Shakira.