Shakira y Gerard Piqué | EFE

Shakira se lo veía venir. ¡Se va! Piqué tapa el escándalo. Bomba en Barcelona

stop

El lío que pone el Camp Nou patas arriba

10 de abril de 2020 (13:14 CET)

Shakira es una mujer que, pese a que pocas veces se ha dejado ver en el Camp Nou, sigue con mucha atención todo lo que sucede en el Barça. Como ocurre también con la mujer de Leo Messi, Antonella, la colombiana es consciente de que el drama que se está viviendo en la entidad catalana es cada vez mayor.

Un drama que, cómo no, acaba repercutiendo también en el futuro de un Piqué que, de nuevo, está en la cuerda floja. Y es que en los últimos meses la crisis en el Barça no ha hecho otra cosa que hacerse cada vez más grande hasta llegar un punto en el que, como han confirmado varios medios, no han sido sino seis los directivos que han presentado su dimisión a Josep Mª Bartomeu.

La bomba en el Barça

Un Bartomeu que lleva meses en el punto de mira por parte de todos los sectores. Desde le vestuario hasta la afición. Por lo visto, también las tensiones internas han aumentado en una época en la que el coronavirus amenaza con repercusiones económicas muy serias para un club que, si el balón no rueda, está destinado al fracaso.

Gerard Piqué y Josep Mari Bartomeu, presidente del FC Barcelona, tras firmar el defensa la renovación de su contrato hasta 2019 / FCB

Es por eso que, como bien muchos, entre ellos Shakira, veían venir, es muyr probable que Bartomeu acabe cayendo también. El presidente, cada vez que se le ha preguntado por dimisión o por elecciones anticipadas viendo el drama, ha asegurado que va a seguir.

Sin embargo, en los últimos días y con estas dimisiones en bloque (ojo porque pueden llegar más), no son pocos los que apuntan que el máximo responsable está tocado y hundido.

Y claro, teniendo en cuenta que, pese a que ha habido muchas diferencias entre Piqué y la directiva, el central nunca ha sido ‘castigado’ por parte del club pese a sus muchas salidas de tono, ya hay quien considera que, en el momento en el que una junta nueva tome el mando (ya sea en los próximos meses o tras las elecciones), el central tendrá los días contados. Algo que, por otro lado, no podría hacer más feliz a una Shakira que ya suena con trasladarse definitivamente a Miami.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad