Shakira saca a sus padres de Colombia para vivir en Barcelona

stop

La fecha en rojo marcada en el calendario de Piqué

La última imagen íntima de Shakira que revoluciona las redes sociales

18 de enero de 2017 (13:01 CET)

Ya están en Barcelona. A falta de cuatro días para que el clan Piqué-Mebarak celebre uno de los días más especiales del año, Shakira ya ha movido los hilos para que todo sea perfecto.

Se trata del cumpleaños del hijo mayor de la pareja. Milan estrena los cuatro años y su familia quiere celebrarlo por todo lo alto. Como ya es costumbre en el clan, Gerard Piqué y su mujer han organizado una gran fiesta de cumpleaños. No faltará de nada.

Contentos de estar en Barcelona

En este caso, tampoco podían faltar los abuelos maternos del pequeño. Nidia Ripoll y William Mebarak –padres de la cantante- han dejado Barranquilla para pasar una temporada en España.

Según ha desvelado el propio matrimonio en declaraciones a Europa Press, el tiempo que se quedarán en la ciudad condal es aún incierto. Sin embargo, como mínimo estarán un mes en Barcelona. Entre uno y tres.

Nidia y William ya han tenido tiempo para pasear por las calles barcelonesas. De hecho, acudieron a un restaurante del centro de la capital catalana a comer y también fueron a la clínica Teknon a pasar una revisión anual rutinaria. Están más que contentos.

Un cambio de aires total para los padres de Shakira. Y es que ya es costumbre en la familia Mebarak-Ripoll cambiar las tierras cafeteras para visitar a su hija y a sus nietos cada año.

Buscan fecha para la fiesta de cumpleaños

Esta vez la visita es aún más especial, ya que los dos hijos de Gerard Piqué comienzan a crecer y a ser consciente de la situación. Podrán disfrutar más intensamente de esta grata visita.

El día clave espera vivirse el próximo fin de semana, cuando el jugador y la cantante se vestirán de gala para celebrar los cuatro añitos del pequeño Milan.

Aun así, deberán cuadrar el día escogido, ya que el azulgrana tiene una cita importante el domingo por la noche ante el Eibar. Los planes de la fiesta son aún un secreto, aunque se espera una gran celebración.