Shakira protagoniza una nueva bronca bestial con Piqué en Barcelona

La cantante y el futbolista del Barça atraviesan una situación límite

Fotografía: Shakira protagoniza una nueva bronca bestial con Piqué en Barcelona » Diario Gol
Fotografía: Shakira protagoniza una nueva bronca bestial con Piqué en Barcelona » Diario Gol

Primero fue la crisis y posterior pacto de silencio con Gerard Piqué. El futbolista del Barça y Shakira decidieron echar balones fuera en relación a la complicada situación en la que se veía inmersa su relación e intimidad. Trataron que el asunto no afectara a ninguno de los dos en su día a día.

Más tarde fue la aparición del nombre de la ‘cafetera’ en los Paradise Papers. En ellos figuraba que Shak habría desviado más de 30 millones de euros correspondientes a sus derechos musicales a Malta y Luxemburgo, dos paraísos fiscales.

El problema en las cuerdas vocales por el cual recientemente fue operada en Boston fue la guinda del pastel que confirmaba uno de los peores momentos de la vida de la artista. Todavía hubo más.

El último capítulo de esta serie de catastróficas desdichas ha venido con un escenario muy poco alentador. Piqué y Shakira han pasado al ataque contra los medios de comunicación que siguen el día a día de su crisis sentimental.

Hasta el punto que se han puesto a grabar a los periodistas y Los Mossos d’Esquadra han puesto patrullas en su casa. Una situación de tensión que ocasionó una nueva discusión de la pareja con los periodistas. 

La cantante no pasa un buen momento. Más bien podría decirse que es bastante malo y está echando en falta el apoyo de su pareja. Piqué está demasiado ocupado en sus negocios y el Barça como para prestar las atenciones que Shakira requiere. Ello desembocó en una discusión de magnas dimensiones que amenaza con ruptura. 

El «estoy harta» con el que decoró la última discusión pública que ambos protagonizaron en un establecimiento de Barcelona es el primer paso. Y la imagen de ella que trascendió en esos días, totalmente desmejorada, no contribuye a calmar los ánimos. 

La discusión más fea

Según apunta la revista Cuore, todo ocurrió el pasado 6 de noviembre en Crep Novaun local situado en la calle Doctor Fleming 15, de la capital catalana. Según la publicación, la cantante estuvo esperando en la puerta durante un cuarto de hora, ataviada con un chándal, sin maquillar y con zapatos de plataforma.

Shakira, visiblemente desmejorada, sufre los síntomas del desamor

Llegó entonces el futbolista del FC Barcelona junto a los hijos de la pareja, Milan y Sasha, a los que ‘Shak’ apenas hizo caso. Una vez estaban todos juntos, él agarró por la muñeca a la colombiana y entraron en el restaurante, donde se montó el lío.

Él pidió un plato de pasta, dos claras y de postre un pastel de limón, y cuando le preguntó a su mujer qué quería ella fue clara y concisa: “No quiero nada”.

La cara de la artista era un poema y, aunque lo intentó, finalmente no pudo contener las lágrimas. Rompió a llorar en pleno restaurante.

Fin del espectáculo

Según las fuentes, el zaguero culé ni se acercó a consolar a la cafetera. Tan solo le pedía que se reprimiera ya que estaban en un local público y todo el mundo les estaba mirando.

Al cabo de un rato, Gerard se acercó a la sudamericana para calmarla antes de salir del local. Entonces ella le echó en cara al barcelonista que siempre llegaba tarde y que estaba harta de su mal humor y malas caras, mientras estuvo llorando durante un cuarto de hora más.

Finalmente ella dejó de llorar y ambos abandonaron el lugar por separado, mientras Cuore asegura que la discusión no terminó en Crep Nova.

Publicidad