Shakira o el lío con Piqué y la Roja (y el himno de España: “Eres una vergüenza”)

Shakira o la foto de Piqué con Milan que desata un terremoto

stop

La instantánea que echa más leña al fuego

13 de mayo de 2018 (15:58 CET)

Continúa la polémica entre Shakira y Piqué. Y es que si la presencia del Gerard Piqué el pasado viernes en Madrid, donde el jugador del Barça acudió a la Caja Mágica a ver jugar a Rafa Nadal sin la cantante colombiana, ya creó mucho revuelo, una nueva fotografía del catalán ha echado más leña al fuego.

Y es que Piqué acudió (de nuevo sin su pareja) el pasado sábado a los entrenamientos de Fórmula1 en el circuito de Montmeló, donde, de hecho, pudo estar un rato en la zona de boxes. Y entre charla y charla con, entre otros Lewis Hamilton, su hijo Milan aprovechó para, obviamente con el permiso de los mecánicos, subirse a uno de los monoplazas.

Un momento inmortalizado por el propio Gerard y que más tarde subiría a su cuenta de Instagram. Una foto que parece no haberle hecho mucha gracia a la de Barranquilla.

La foto que desata un terremoto

Y es que, tal y como podemos ver en la foto, parece que el pequeño se siente más que cómodo. Con casco para la ocasión, Milan parece disfrutar del momento. Y, como no, la publicación de la foto ha despertado toda clase de comentarios.

¿Quiere Milan ser piloto y dedicarse al mundo de las carreras? No se sabe. Lo que sí es cierto es que a Shakira no le haría ni pizca de gracia. Supone mucho peligro.

Milan

Shakira está de los nervios

Y es que lo último que necesitaba ahora la cantante es imaginarse a su hijo a más de 300 kilómetros por hora. Suficiente tiene ya con aguantar los nervios estos días. La cantante está a pocos días de arrancar su gira de El Dorado y los nervios están a flor de piel.

Entre otras cosas porque parece ser que la voz no está del todo curada. Al menos eso es lo que afirman voces autorizadas del sector. Un problema como el que tuvo Shakira no se soluciona tan fácilmente y una gira es una prueba muy dura.

Estar forzándola durante más de dos horas día sí día no puede que acabe en desastre. De ahí los nervios de una Shakira que sabe que está en un momento crítico, tanto a nivel personal como profesional.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad