Shakira| EFE

Shakira o el engaño de Jennifer López: la foto del trasero sin operar (“¡Qué escándalo!”)

stop

La imagen de la cantante estadounidense que revienta las redes sociales

11 de noviembre de 2018 (12:45 CET)

Shakira y Jennifer López tienen muchas cosas en común. Por un lado, las dos son grandes cantantes que han conseguido situarse entre las artistas más exitosas de todos los tiempos.

Por otro, las dos tiene raíces latinas (de hecho, Shakira es colombiana). Además, tanto la de Barranquilla como la del Bronx han encontrado en un deportista al amor de su vida.

Sin embargo, lo que más une a las dos cantantes es su habilidad para dejar con la boca abierta a sus seguidores con sus sensuales bailes. Y es que tanto JLO como la pareja de Gerard Piqué han hecho de su trasero y de sus caderas una de sus mejores armas para conquistar el mundo de la música.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Argentina! Qué lindo volver a tenerles tan cerca!!!! Shak

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

El engaño de Jennifer López

Eso sí, tienen estilos muy diferentes a la hora de lucirlo. Shakira es más recatada en ese sentido. Siempre suele lucir una mallas muy apretadas o uno pantalones muy ajustados, pero nunca deja sus nalgas al aire.

Jennifer sí, y en más de una ocasión, por cierto. De hecho, en sus actuaciones, la estadounidense suele lucir unos modelitos de auténtico vértigo. Unos modelitos que dejan entrever en muchos casos la figura y el volumen de su trasero.

Y claro, sus seguidores la doran por ello. Sin embargo, la decepción llega cuando aparecen fotos que desmitifican ese trasero. Y es que, viendo la foto que aparece a continuación, queda muy claro que las posaderas de Jennifer han sido moldeadas a base de bisturí.

Jennifer López: trasero operado

Nada tiene que ver el trasero que vemos en la imagen con el que luce de un tiempo hacia aquí. Una foto que ha despertado muchos comentarios en las redes sociales, pero la gran mayoría de ellos apuntan en la misma dirección: “¡Qué escándalo!”, “Nos ha engañado a todos…”, “Madre mía pero si le cuelga todo” o “Ya lo dicen muchos: el bisturí hace milagros”.

Una hipotética operación que ella siempre ha negado pero que, comparando el antes y el después, queda claro que ese cambio no es precisamente por arte de magia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad