Shakira estalla a llorar por Piqué (“¡No puede más!”)

La cantante no puede más con la actitud del barcelonista

Fotografía: Shakira estalla a llorar por Piqué (“¡No puede más!”)
Fotografía: Shakira estalla a llorar por Piqué (“¡No puede más!”)

Se agrava la crisis. Que las cosas entre Gerard Piqué y Shakira no funcionan ha dejado de ser un secreto para ser un asunto de dominio público en Barcelona. Sobre todo después de la discusión en público que protagonizó la pareja en un conocido local de la zona alta de la ciudad condal. La cantante terminó llorando ante todos los comensales después de que el futbolista legara tarde a la cita.

Pero eso solo fue el inicio de los hechos ocurridos esta semana y que dejan en evidencia que la ruptura de la familia Piqué-Mebarack está a la vuelta de la esquina, si no ha girado ya.

Antecedentes

Primero fue la información que Laura Roigé dio en el programa Cazamariposas, de la productora de Sálvame. Según la periodista, al central culé fue visto en un local nocturno de Barcelona el jueves de la semana pasada, donde estuvo “hasta las cuatro y media de la madrugada y rodeado de chicas”.

Si bien es cierto que Ernesto Valverde había dado fiesta a la plantilla y que no podría jugar en Mestalla contra el Valencia por acumulación de tarjetas, también lo es que la colombiana se encuentra recuperándose de sus problemas de salud en las cuerdas vocales. En este sentido, muchos apuntaron lo extraño de que el zaguero del Barça no estuviera junto a su pareja en un momento tan delicado.

Pero no solo no estuvo cuidando de la madre de sus hijos aquel día. Esta semana, según explicó Vanitatis, el jugador volvió a las andadas. Y por partida doble.

La última de Piqué

Por un lado, estuvo hasta las 5 de la mañana por ahí, mientras que el lugar al que acudió fue el Casino de Barcelona, donde hacía tiempo que no se le veía practicar uno de sus mayores vicios: jugar al póker.

Los presentes aseguran que el jugador  “ estuvo jugando a la ruleta y después bajó a una sala de juego que está justo debajo”. Y no estuvo solo. Allí coincidió con Cookie Carrasco, jugador profesional de béisbol que andaba por la capital catalana.

Unos asuntos que no solo molestan a Shakira, sino también a los responsables del club. Y es que lo más grave de la historia es que al día siguiente tenía entrenamiento con el equipo culé. Consideran desde la entidad que es una actitud irresponsable para un crack de su calibre, que debe ser ejemplo para muchos y que por ello se lleva cerca de 14 millones de euros brutos al año.

Pero a quién más calientes tiene el defensa es a la familia de la de Barranquilla. . “¡No puede más!”. Desde el entorno de la cantante aseguran está a punto de estallar y que lleva días en los que no puede dejar de llorar.

Apuntan los allegados y familiares de ‘Shak’ que las actitudes de Gerard no hacen más que perjudicar la situación familiar y que aunque no estén bien, el deber del barcelonista es estar al lado de la progenitora de sus retoños en un momento tan difícil.