Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos o “Si no lo frenan, lo revienta”. Y es a Bale: lío (y muy feo) en el Gales-España

stop

La nota oscura de la victoria de la Roja

11 de octubre de 2018 (22:37 CET)

La selección española pasó por encima de Gales en el amistoso disputado este jueves en Cardiff (1-4). La Roja venció en el que fue el tercer partido de Luis Enrique al frente del combinado nacional. El asturiano suma tres de tres.

España dejó el partido visto para sentencia en la primera parte (3-0), que tuvo un protagonista inesperado. Paco Alcácer hacía un doblete en su regreso a una convocatoria internacional. El madridista Sergio Ramos, que fue sustituido en ell descanso anotó el otro.

Gales España

Ya en la segunda parte, Marc Bartra anotó el cuarto en el 74', mientras que Sam Vokes maquilló el marcador en el 89'. El próximo compromiso, el lunes 15 de  octubre contra Inglaterra en el Benito Villamarín, en la tercera jornada de la UEFA Nations League.

La noticia estaba en Madrid

Pero la noticia no estuvo en el partid. Ni en el resultado. De hecho, el asunto feo no se produjo en Gales, sino en Madrid. Ocurrió esta semana.

Concretamente fue cuando se supo que Gareth Bale iba a viajar con su selección, después de recibir la invitación a la convocatoria con el combinado de su país. Un hecho que ha agotado la paciencia de Ramos y el resto de los pesos pesados del equipo blanco. Incluso los de Florentino Pérez.

El jugador pidió el cambio en el partido contra el Alavés, por supuestas molestias. Algo que no se creyó nadie, pues segundos antes de ser sustituido se encargó de lanzar una falta. Además, las pruebas posteriores indicaron que no sufría ningún tipo de lesión.

Pero sea como sea y dado que el jugador había aludido a unas molestias, se le recomendó guardar reposo durante el parón por compromisos internacionales.

Bale se va de ‘paseo’ con Gales

Sin embargo, el jugador no ha tenido ningún problema en coger el avión y plantarse en Cardiff para reunirse con sus compañeros. Cabe decir que, los planes ya pasaban por que Bale no disputará ni un minuto. Al menos en el amistoso de este jueves contra España.

Pero entonces, “¿por qué viaja?”, se preguntan muchos. Y también en el club de la capital de España.

Se dice que podría disputar algunos minutos la próxima semana contra Irlanda, pero entonces será el detonante del polvorín que está a punto de estallar con Bale en el Madrid.

El paso cuestionable de Bale por el Madrid

Desde el día que aterrizó en el Santiago Bernabéu, Bale estaba llamado a ser el líder del conjunto blanco. El jugador referencia del equipo. Como ha recogido Diario Gol en más de una ocasión, Crisitano Ronaldo fue presentado con Florentino como presidente, per la operación fue cosa de Ramón Calderón, el anterior presidente.

Por eso Florentino fraguó años después la contratación de Bale. Quería que el líder del equipo fuera un fichaje suyo, no el de otro, y se llevó al británico del Tottenham.

Gareth Bale y Florentino Pérez, en la presentación oficial del galés como nuevo jugador del Real Madrid | Archivo

Pero por más años que han pasado y oportunidades que ha tenido, Bale sigue siendo un galáctico de barro.

Marcado por las lesiones

Las lesiones fueron el calvario del atacante durante sus cuatro primeras temporadas en el club, en las que acumuló cerca de un año de baja en total.

Pero cuando logró dejar las dolencias atrás tampoco dio el paso adelante que se esperaba. Llegó incluso a perder la confianza de Zinedine Zidane, que le quitó la titularidad.

La desidia de Bale, un mal crónico

Una situación en la que el jugador, en lugar de seguir luchando, se dejó ir. Tanto que incluso un día en el que fue suplente, el galés se olvidó las botas de fútbol en el vestuario, teniendo que volver a medio encuentro a cambiárselas, pues salió al banquillo con zapatillas deportivas. “Si no lo frenan lo revienta”, revelaron allegados al vestuario sobre un Ramos que aquel día no daba crédito a lo que veía.

Lo peor de todo llegó en la final de la Champions League contra el Liverpool, cuando con la Decimotercera recién salida del horno, reclamó más minutos ante los medios de comunicación en la rueda de prensa posterior al partido. Todo ello con la amenaza de marcharse como telón de fondo.

Bale renuncia al trono

Aun con todo, el jugador se quedó. Asimismo, la salida de Cristiano Ronaldo llevó a muchos a pensar que por fin daría ese paso adelante. Pero nada más lejos de la realidad. El futbolista sigue siendo el mismo de siempre. El jugador poco comprometido que se deja ir a la mínima cuando las cosas van mal y que no es capaz de cargarse el equipo a las espaldas.

Por eso muchos están hasta la coronilla del delantero, y por eso la escapadita a Gales ha puesto a los capos del club de punta. Tanto en el vestuario como en la directiva.Y ojo, porque en los últimos días se ha sabido que bale anda pidiendo una renovación al alza...

Al jugador le espera una buena cuando vuelva a Madrid. O da la cara de una vez o con esta fuga habrá firmado su sentencia definitiva en el club.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad