Sergio Ramos y el once ante Rusia | EFE

Sergio Ramos corta cabezas con Isco (y Piqué): reunión secreta para el España-Rusia

stop

Los pesos pesados del vestuario de 'La Roja' mueven ficha

29 de junio de 2018 (09:37 CET)

Ya no hay tiempo para experimentos ni para sobresaltos. Una vez superada la fase de grupos, solo una victoria ante Rusia en los octavos de final haría avanzar a España en el Mundial.

Y viendo que el juego en los tres primeros partidos no es que haya sido precisamente brillante, varios de los pesos pesados de la Selección Española han decido dar un golpe encima de la mesa.

En una reunión secreta en la que estaban Sergio Ramos, Isco y Gerard Piqué, tres de los ‘veteranos’ de la Roja, se marcaron las pautas de lo que debe ser el once del combinado español ante los anfitriones. Y volaron unas cuantas cabezas.

Los cambios para el España-Rusia

La primera de ellas la de David Silva. El canario está siendo uno de los jugadores más cuestionados de manera interna. Si bien es cierto que aporta calidad y toque, el del Manchester City tiene un perfil muy parecido a Isco y a Andrés Iniesta.

Silva

De hecho el manchego también ha tenido sus detractores, pero tiene demasiado peso en el equipo para saltar del once. El caso es que Sergio Busquets ha dejado muy claro que el problema de España es la descompensación entre el ataque y la defensa.

Y ha pedido ayuda en el centro del campo. Una ayuda que tiene nombre: Koke. Para el pivote defensivo del Barça, el del Atlético de Madrid debe ser el jugador que le acompañe en el centro del campo para compensar a un equipo que está teniendo muchos problemas en defensa.

Thiago fue el acompañante de Busquets en el empate ante Irán, y todo apunta a que no repetirá. La idea que tienen los pesos pesados es repetir el once de la primera jornada, donde los de Fernando Hierro empataron ante Portugal y fue Koke el que formó junto a ‘Busi’. Eso sí, Silva debe saltar.

En cuanto a la portería, si bien es cierto que David de Gea está siendo uno de los más cuestionados, parece que Hierro ha decidido mantenerlo en la portería. Dejar el del United en el banco puede provocar un dolor de cabeza extra que Fernando quiere ahorrarse.

Más verticalidad y velocidad

En el fondo lo que están reclamando los pesos pesados es que el equipo juegue más rápido y más compacto. Rusia no es que sea precisamente una selección fácil de batir. Juegan en casa e irán a por todas.

De ahí que España deba dar un paso adelante. En todos los sentidos. Más velocidad en el juego, más verticalidad y, sobretodo, estar más concentrados del centro del campo hacia detrás y más comprometidos en defensa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad