Sara Carbonero atraviesa un mal momento profesional| EFE

Sara Carbonero tiene problemas en Oporto (y el lío que persigue a Iker Casillas)

stop

La presentadora capea el temporal tras su última publicación

02 de septiembre de 2017 (12:50 CET)

Sara Carbonero está actuando como una gran embajadora de Oporto en España. La periodista aprovecha cada ocasión que tiene para mostrar su amor por la ciudad portuguesa y su estilo de vida relajado.

La tranquilidad que respira en la ciudad lusa, la oportunidad de disfrutar de su familia alejada de los focos mediáticos y la estabilidad que ha sabido encontrar junto a Iker Casillas han enamorado a Carbonero.

Tanto es así que Casillas decidió prolongar un año más su carrera en el Porto FC a pesar de tener que reducir su salario en 3,5 millones de euros. El Real Madrid dejó de pagar este verano la cantidad adeudada a su ex capitán y el conjunto portugués no podía hacer frente a los 10 millones de euros que percibía Iker.

Desafortunadamente, no es oro todo lo que reluce, y la idílica pareja formada por Casillas y Carbonero ha tenido que hacer frente a un par de problemas en las últimas semanas.

 

En ocasiones veo animales. #animalessoloanimalesynadamás #Martínrules #Porto #slowlife #home #elelefantedeabajotengoquecolgarlobien

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

La última publicación de Sara Carbonero en Instagram le ha valido un gran torrente de críticas y pullas por su “contenido inapropiado”. La inocente imagen de la decoración preparada para el pequeño Martín ha valido para recibir ataques por lo que algunos usuarios han percibido como una mala representación de los animales para un niño.

Las cabezas de animales de peluche han sido vistas como “trofeos de caza” por los seguidores de Carbonero, que han estallado criticando la elección de la pareja para la habitación de su hijo.

Esta polémica, unida al bajo rendimiento que ha ofrecido Casillas en el inicio de temporada con su equipo, hace que septiembre haya llegado con problemas cargados desde Portugal. El guardameta de los dragones protagonizó una cantada que ha hecho dudar sobre su última renovación