Sara Carbonero | EFE

Sara Carbonero tiene las maletas listas. Nuevo destino cuando termine la cuarentena

stop

La esposa de Iker Casillas va como loca por salir de Oporto

21 de abril de 2020 (11:12 CET)

El último ha sido un año muy difícil para Iker Casillas. De entrada, la enfermedad de Sara Carbonero, que le ha tenido muy pendiente de sus evoluciones. La lucha contra el cáncer de la toledana también la ha mantenido, a su manera, el ex capitán del Real Madrid y de la Selección Española.

De hecho, se comenta que el infarto que sufrió Iker el pasado mes de mayo, días antes de que se supiera que Carbonero tenía que ser intervenida después de que le detectaran un tumor en el ovario, lo padeció tras conocer el estado de su mujer.

Iker Casillas se prepara para volver a jugar

Tras aquel mes fatídico y mientras Carbonero seguía un tratamiento quimioterapia, el meta se sometió a un plan de preparación para volver a los terrenos de juego. Y estaba previsto que el pasado mes de marzo realizara una serie de pruebas que determinarían si estaba capacitado para volver al fútbol de élite.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Supongo que el esfuerzo te llevará a tener alguna recompensa. #8mesesy24días #felizviernesatodos ✌️

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Pero los expertos no le daba muchas expectativas, con lo que decidió trazar un plan B. Se presentaría a las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol.

Casillas abre la opción de la RFEF

Pero aquí tampoco había demasiadas esperanzas. El portero no tenía suficientes apoyos para tumbar a Luis Rubiales. Aún así, el de Móstoles decidió seguir adelante buscando votos de cara a los comicios.

Sin embargo, el coronavirus lo ha cambiado todo. Por un lado, se desconoce cuando se podrán realizar las elecciones. Por otro, habrá pasado más de un año antes de que se abra la posibilidad de que Iker vuelva a jugar. Él mismo lo reconocía en una conversación en Instagram. “Volver a jugar va a ser difícil”, le dijo a Míchel. Y ello le ha llevado a plantearse otra estrategia de cara al futuro.

Destino sorpresa para Casillas y Carbonero

Según cuentan desde la capital, el cancerbero estaría intentando limar asperezas con los responsables del Real Madrid para meter la cabeza en el club, ya sea en una posición en la directiva o entrenando en las categorías inferiores.

Una idea que entusiasma y mucho a Sara Carbonero. Como la de que se convirtiera en presidente de la RFEF. Y es que la de Corral de Almaguer va como loca por volver a Madrid, donde podría volver a estar cerca de sus más allegados y de su familia. Le faltará tiempo para hacer las maletas después de la cuarentena si finalmente se abre la posibilidad de que Casillas regrese al club que le convirtió en quien es.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad