Sara Carbonero | EFE

Sara Carbonero se hace esta foto de sus pies y España se queda muda

stop

La imagen de la periodista que abre el debate en las redes

16 de noviembre de 2019 (09:50 CET)

Como es lógico, cada vez que Sara Carbonero acude a sus redes sociales para colgar contenido, sus fans están siempre muy atentos. Desde que la periodista comunicó hace ya un tiempo que le habían extirpado un tumor maligno en el ovario, las muestras de cariño en estos meses en los que está con su tratamiento se han disparado.

Unas muestra de cariño que, como bien sabe la propia Sara, son diarias y sin excepción desde el primer día que comunicó la noticia. Lo que sí que ha variado de entonces hasta ahora ha sido la frecuencia y, sobretodo, el contenido que sube Carbonero a su Instagram.

Como bien reconocen muchos de sus seguidores más fieles, Sara apuesta en muchas ocasiones por fotografías que no son actuales o imágenes de detalles. Y la última es un claro ejemplo de ello.

Sara Carbonero pies

La foto de los pies de Sara Carbonero

Tanto en su stories como en su perfil de Instagram, la toledana ha compartido uno de esos momentos tranquilos que tanto disfruta. Con su perro, una manta y un libro, Sara disfruta de la lectura relajada.

Sin embargo no han sido pocos los que, al margen de apuntar lo “monas” y “estupendas” que son las zapatillas para estar por casa de Sara, se han fijado en el tamaño de sus tobillos. Un tamaño que para más de uno no es que sea precisamente normal.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

❄️ . #agustito #liveyourstorywithus #Popabrand #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

“¿Soy yo o tiene los tobillos muy hinchados?” o “¿Esos tobillos tan hinchados Sara?” son dos de los comentarios en este sentido. Lo cierto es que, al aparecer esta pregunta en los foros y en las redes, muchos han optado por dar su opinión y, en la gran mayoría de casos, apuntan que esa supuesta hinchazón no es tan exagerada como algunos sugieren.

Sara obviamente ha optado por no entrar en el debate. Sabe que, por mucho que, a diferencia de otras épocas, no haya mala fe en este debate, es mejor no entrar en ello. Carbonero prefiere seguir leyendo y disfrutando de “estos ratitos”, como apunta en la imagen.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad