Sara Carbonero, como nunca la habían visto | EFE

Sara Carbonero saca las uñas con Iker Casillas por una periodista mexicana

stop

Gaby Elizalde cuenta el ataque de celos de la periodista española

16 de marzo de 2018 (14:01 CET)

Celosa. Así se puso Sara Carbonero cuando vio que una explosiva periodista mejicana tuvo la posibilidad de quedarse a solas con Iker Casillas en la habitación de un hotel. Todo ocurrió hace ya unos años, pero el ataque de celos de la periodista aún colea.

En 2011, el entonces portero del Real Madrid y su pareja visitaron tierras aztecas, y su visita creó mucha expectación. Su relación apenas hacia unos meses que se había hecho pública y estaban en todas las portadas.

Gaby Elizalde lio cuenta todo

El caso es que el guardameta español estaba realizando una serie de entrevistas para distintos medios de comunicación en la suite de un hotel. Entre ellos, Fox Sports, con la periodista Gaby Elizalde a la cabeza.

Resulta que, en el momento en el que Sara vio que sería Elizalde la siguiente en quedarse a solas con su pareja en la suite para grabar la entrevista, decidió que era mejor cancelarla.

La propia Gaby contó luego lo sucedido: “Dieron entrevistas por cita y a mí me tocó a una hora. Le compramos una piñata, unos magos y una bolsita de Frida Kahlo para que se sintiera a gusto. En lo que esperaba a que saliera otro medio, estaba afuera de la suite su novia Sara y nos vimos. De pronto, se metió al cuarto y a los minutos salieron para decirme que no me iban a dar la entrevista”, explicó.

Y fue un paso más allá: “Resulta que cuando me iba, la persona que trajo a Iker a México me mandó un mensaje a mi celular disculpándose por lo sucedido. Había sido Sara Carbonero quién le había hecho una escena de celos a Iker diciéndole que no quería que yo le hiciera una entrevista, y así fue, me tuve que ir”.  

Por si con eso ni fuese suficiente, la mejicana lo remató con un mensaje en su cuenta de Twitter: “Mujeres no sean celosas de sus novios. Sean seguras”.

Gaby Elizalde

Nada que ver

Eso sí, cabe destacar que ahora, unos cuantos años más tarde, la relación entre la influencer y el portero está más que consolidada. Carbonero no tiene porqué sufrir como sí lo hizo en su momento.

Felices y contentos con su vida en Oporto, Sara e Iker han consolidado su relación y ya han formado una familia con sus dos hijos Martín y Lucas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad