Sara Carbonero revienta la tarjeta de crédito con un capricho de locura

stop

El último antojo de la comunicadora le cuesta un ojo de la cara a Iker Casillas

Sara Carbonero o la foto con los hijos de Iker Casillas que lía la de Dios | EFE

01 de julio de 2017 (17:57 CET)

Disfrutando de las vacaciones. Sara Carbonero e Iker Casillas aprovechan los días veraniegos para pasar unos días en Menorca. La pareja aprovecha estas fechas para desconectar del terreno profesional y también para pensar en el futuro.

Sobre todo Casillas, que esta semana ha finalizado su contrato con el Oporto sin que haya llegado, aún, a un acuerdo de renovación.

Ofertas no le faltan al guardameta. Liverpool y Paris Saint Germain, se han interesado por sus servicios, aunque otros equipos de ligas menos competitivas también le han puesto suculentas ofertas sobre la mesa. En Estados Unidos, Qatar o China le recibirían con los brazos –y las arcas- abiertos.

Carbonero, como hizo cuando su marido dejó el Real Madrid y puso rumbo a Oporto, le seguirá allá donde vaya junto a los dos hijos de la pareja.

Vuelta a casa

No obstante, den las vueltas que den, saben que tarde o temprano volverán a vivir a Madrid, donde para ellos empezó todo. Tanto es así que no han perdido de vista las obras que han estado haciendo en la mansión que le compraron a Lydia Bosch.

Tal y como avanzó Diario Gol el pasado verano, la pareja se puso manos a la obra en su capricho millonario y recientemente han sabido que todo está listo en su nueva vivienda, situada en La Finca de Madrid.

El nuevo nido de amor

El inmueble está valorado en 2,5 millones de euros, pero fuentes del sector confirman que Iker ha hecho una inversión muy superior a esta cifra. "Casillas se ha dejado un ojo de la cara en ella, casi el doble de lo que realmente cuesta", aseguran algunos expertos.

La casa cuenta con cinco dormitorios, seis baños, dos salones, un salón de juegos, una cocina y un cuarto de servicio. Todo ello dividido en cuatro plantas que suman 750 metros cuadrados, tal y como informa el portal Vaniatis.

Además, la familia Casillas-Carbonero podrá disfrutar también de una piscina privada y de medidas de seguridad que funcionan durante las 24 horas del día.

Después de su paso por Menorca, es posible que se vea a la pareja disfrutando de su nuevo nido paradisíaco de amor situado en la misma capital de España.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad