Sara Carbonero recibe un aluvión de palos por su última tomadura de pelo en Instagram 

stop

La última publicación de la esposa de Iker Casillas levanta críticas

Sara Carbonero gana de paliza en la lucha de bikinis con Pilar Rubio | EFE

21 de enero de 2017 (13:28 CET)

No hace nada en vano. En los últimos años las redes sociales se han convertido en un aliado perfecto. Muchos famosos aprovechan su tirón en la red para seguir en el punto de mira y, ya puestos, sacar tajada. Y es que el negocio de los influencers no tiene ningún desperdicio.

Un buen ejemplo de ello es Sara Carbonero. Desde Oporto, la esposa de Iker Casillas sigue levantando pasiones en nuestro país. De hecho, la periodista es una de las mujeres españolas con más popularidad en las redes sociales.

Con permiso de la gran reina, Paula Echevarría –que cuenta con 1,5 millones de seguidores en Instagram-, la presentadora está en la cúspide de la clasificación. Con 1,2 millones de incondicionales, la toledana no para de crecer en la red.

De la televisión a las redes sociales

Desde que se marchó a la ciudad lusa, Carbonero se ha encargado de potenciar su imagen y su caché. Cambio de tornas. De ser la gran reina en la pequeña pantalla, Sara ha pasado a ser una perla más codiciadas en las redes sociales.

Totalmente acomodada en su nueva vida, junto a Iker y a los dos pequeños, la periodista se ha centrado en reconvertirse profesionalmente. La que fuera chica de los Deportes en Telecinc, ha dejado de lado –temporalmente- su faceta periodística y se ha posicionado como icono de la moda.

La mujer de Casillas es una gran demandada por las principales marcas. De hecho, en este 2016 no ha parado. Sara ha sido la imagen de varias campañas. La publicidad de ha convertido en una nueva fuente de ingresos.

Instagram, una de cal y una de arena

Sin embargo, no solamente anuncia productos a través de la publicidad convencional. Tal como hacen la mayoría de influencers, Carbonero aprovecha su tirón en las redes sociales para sacar tajada. Un negocio en pleno auge.

Y es que cada vez más, la periodista utiliza sus publicaciones para anunciar productos y lugares. Decoración, ropa, libros, joyas, etc.  Un gran abanico.

Ante esta situación, los usuarios empiezan a calar a la toledana. Como ya es costumbre entre las divas más deseadas, usan Instagram para hacer negocio propio o de sus amigas. Detrás de sus fotos más personales hay secreto.

El flaco favor a Vanesa Lorenzo

En este caso, la última promoción encubierta que ha levantado polémica ha sido la publicación en la que Sara aparece con el nuevo libro de su amiga Vanesa Lorenzo. Carbonero le ha hecho un flaco favor a la mujer de Carles Puyol.

Sin embargo, esta publicación no ha pasado desapercibida. Adeptos y detractores. Como todo.

Aun así, esta vez los comentarios han ido más allá. Algunos usuarios se preguntan cuánto se lleva la presentadora por fotografía publicada.

Las redes sociales son un negocio en pleno auge. Nadie se quiere bajar del carro.