Iker se pone de los nervios  | EFE

Sara Carbonero presiona a Iker Casillas con una oferta para salir de Oporto

stop

La 'influencer' mueve hilos para decidir el nuevo destino

09 de enero de 2018 (17:00 CET)

Sara Carbonero es muy consciente que ésta será la última primavera que pase en Oporto. A Iker Casillas ya le han comunicado que al final de la temporada no le renovarán el contrato.

Eso implica que la pareja debe buscarse la vida lejos de Portugal. Y allí es donde Sara ha metido mano y ha presionado a su marido para que cumpla uno de sus sueños. Si bien es cierto que había rumores que situaban ahora en enero la salida del español, lo cierto es que finalmente se quedará en el Porto hasta que acabe el curso.

Sueño roto

Tiempo más que suficiente para buscarse un nuevo equipo. Y Carbonero tiene sus preferencias. De hecho, hace ya tiempo que la influencer está presionando a su marido para que intente que un equipo inglés lo fiche.

Y si es de Londres mejor. Para la española sería un suelo poder vivir en la capital británica, al menos un año. Pero parece que no va a ser posible. Y mira que Casillas lo ha intentado.

El ex del Real Madrid le pidió a su agente que intentara colocarlo en alguno de los equipos de la ‘City’, pero ninguno de ellos respondió. Ni Arsenal, Ni Tottenham y ni mucho menos Chelsea aceptaron sentarse a negociar por él.  Incluso rebajándose la ficha hasta cifras ridículas. La época de Iker ya pasó, le guste o no a Sara.

Otra opción

Lo positivo de todo esto es que sí que hay un lugar donde están esperando al guardameta español con los brazos abiertos. Un lugar que, si bien no es Londres, también a Sara le resulta más que atractivo.

Se trata de la MLS, la liga de fútbol americana. Son varias las franquicias que se han interesado en él, pero, de momento, la que más ganas ha puesto es el equipo de Chicago.

Una opción más que destacable sobre todo teniendo en cuenta las altas fichas que suelen pagar los equipos norteamericanos a las estrellas europeas que acuden a Estados Unidos a jubilarse.

De momento no hay nada confirmado pero, descartado la opción de la Premier, todo apunta a que la pareja hará las maletas rumbo al nuevo continente en pocos meses.