Sara Carbonero | EFE

Sara Carbonero, Pilar Rubio o “Fiesta de botox” (y cara desfigurada): la foto es terrible

stop

Una nueva moda asusta a los expertos cirujanos plásticos

07 de diciembre de 2018 (19:45 CET)

Una nueva iniciativa causa el terror. Muchas han sido las caras conocidas que han pasado por el quirófano para mejorar alguna parte de su cuerpo. Los resultados, en casi todas las ocasiones, son favorables y dejan a algunas de las ‘celebritys’ más populares mejor que antes de la operación.

Sara Carbonero, operada de bótox

Sin embargo, este no es el caso de todos. Sara Carbonero se sometió a una cirugía para aumentarse los pechos y así poder resaltar mucho más la figura que logró conquistar en su momento al ex portero del Real Madrid, Iker Casillas.

Aunque no fue ésta la única vez que decidió retocarse alguna parte de su cuerpo. En la cara también y fue implantándose bótox en los pómulos y labios, como señalan algunos medios.

Precisamente, el que se implanto en los labios tuvo bastantes reacciones en redes sociales, ya que a simple vista se notaba bastante. La eliminación de arrugas y ojeras son algunos de los motivos que llevaron a la periodista a pasar por el quirófano.

Pilar Rubio sufrió una transformación

Otra que fue noticia por una causa similar fue Pilar Rubio. La pareja de Sergio Ramos se ha operado de los pómulos y labios y la implantación de bótox es más que evidente. Las redes sociales quedaron asombradas con el cambio radical de la colaboradora de El Hormiguero.

Las fotos de la nueva moda

Pero, lo más heavy llega desde Inglaterra. Como si de una reunión de ‘TaperSex’ se tratase, la nueva moda es reunirse para infiltrarse bótox, con consecuencias fatales. “La Fiesta del Botox”, se hace llamar esta costumbre que asusta a muchos expertos cirujanos plásticos.

Botox

Rachael Knappier, de 29 años, dice que "quedó traumatizada" después de que una esteticista le rellenara los labios en una "Fiesta de Bótox" en casa de una amiga, en Reino Unido. Esa noche, tras inyectarle la sustancia que se utiliza para disimular las arrugas y aumentar el tamaño de los labios, Knappier comenzó a sentirse mal. Llegó a gritar de dolor.

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad