Sara Carbonero | Instagram

Sara Carbonero o el vestidito transparente que enloquece Instagram

stop

La mujer de Iker Casillas causa un gran revuelo con uno de sus ‘looks’

21 de noviembre de 2018 (13:47 CET)

Sara Carbonero está de moda. La mujer de Iker Casillas se ha convertido en toda una referencia en las redes sociales gracias a sus outfits. Cada nuevo estilismo que sube a Instagram  casusa furor entre sus seguidores.

Su último modelito no iba a ser menos. En apenas tres horas, la publicación llevaba ya más de 20.000 likes y alrededor de unos 200 comentarios. Todo un boom en las redes sociales.

La periodista ha visto en los últimos días como los estilismos con los que aparece en Instagram son estudiados minuciosamente para averiguar el origen de sus prendas. El look retro de hace una semana fue todo un éxito de ventas, al igual que su jersey de hace unos días.

Sara Carbonero e Iker Casillas | Instagram

El vestido de Sara Carbonero

La mujer de Iker Casillas posaba sentada en la entrada de un local con su arriesgado vestido de encaje y transparencias, y la foto reventaba Instagram.

Sara ha vuelto a marcar tendencia en las redes sociales con división de opiniones.

Por un lado, las intresadas que preguntaba directamente a Sara por la marca o la tienda en la que poder hacer con el vestidito en cuestión. Y es que el Black Friday está a la vuelta de la esquina.

 

Estos, mostraban su apoyo a la que fuera una de las caras bonitas de Telecinco y aplaudian el atrevimiento al elegir un estilismo así: “Brutal el look”, “Guapísima” o “Que vestido precioso , pero no está al alcance de todos” han sido algunos de los mensajes más positivos.

Numerosas críticas

Por otro lado, los más críticos, que han aprovechado el riesgo de la prenda para atacar a la mujer de Iker Casillas sin piedad.

“Paleta”, “¿dónde vas con esas pintas?”; "¿Niña, te has visto?": "Das entre pena y asco" o “Lamentable. Parece que ha cogido las cortinas de mi abuela y se las ha puesto encima…”, son sólo algunos de los muchos palos que le están lloviendo a Carbonero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad