Sara Carbonero o el sueldo en Telecinco: “¡No me lo creo!” (Y es verdad) | EFE

Sara Carbonero o el sueldo en Telecinco: “¡No me lo creo!” (Y es verdad)

stop

La nómina de la pareja de Iker Casillas sale a la luz

20 de mayo de 2018 (18:45 CET)

Nueva etapa. Sara Carbonero, Iker Casillas y sus dos hijos, Lucas y Martín, experimentarán muy pronto un cambio importante en sus vidas.

El guardameta de Móstoles finaliza contrato con el Oporto, donde ha militado durante tres temporadas.

El ex del Real Madrid firmó un contrato de dos años cuando llegó al club portugués, durante los que fue titular absoluto. Los responsables del club dieron por bueno su rendimiento y le renovaron por un año más, aceptando seguir pagándole los 7,5 millones de euros de su ficha.

 Pero en esta campaña Iker perdió peso en el equipo y ha visto gran parte de los partidos desde la banda. Asimismo, los lusos no están dispuestos a mantener el sueldo que cobra anualmente a un Casillas que seguirá siendo suplente, con lo que no le renovarán un año más.

Nueva vida para los Casillas-Carbonero

Por eso hace semanas que en casa de los Casillas-Carbonero estudian las propuestas que tienen sobre la mesa. Propuestas que provienen de algún equipo medio de Europa, de Qatar o de Estados Unidos, entre otros destinos.

De momento el meta y los suyos no han tomado ninguna decisión y no se sabe que reto escogerán. Lo que sí está claro es que la pérdida económica de ella no será tanta como la que dejó atrás cuando cambió Madrid por Oporto.

Sara Carbonero deja Telecinco

Sara estaba en la cresta de la ola, viviendo sus días dorados al frente de los Deportes de Telecinco. Pero decidió dejarlo todo por seguir a su marido a Portugal, dejando atrás un trabajo que le reportaba, según publicó Informalia, unos 300.000 euros al año. Es decir, Carbonero ganaba unos 25.000 euros mensuales que equivalen a unos 1.000 por cada día de trabajo. “¡No me lo creo!”, opinan en las redes sociales.

Sara Carbonero deja plantada a una amiga (y en Telecinco tiran de la manta) | EFE

Eso sí. La influencer se reinventó y no le va nada mal con el blog que escribe en la revista Elle, con su empresa Slow Love, una página web que vende productos de moda de diferentes marcas, así como con las promociones publicitarias que protagoniza a menudo en varios medios de comunicación. Pero también es cierto que los reportes económicos no son los mismos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad