“Sara Carbonero no se merece esto”. Terrible: “Iker Casillas no quiere hablar”

stop

El desprecio a la colaboradora de Deportes Cuatro y a su marido

Sara Carbonero

07 de octubre de 2019 (12:44 CET)

Sara Carbonero sigue recuperándose del tumor maligno que le detectaron en el ovario y del que fue intervenida, mientras anda también muy pendiente de Iker Casillas. El cancerbero también se encuentra dejando atrás  el infarto de miocardio que sufrió a principios de mayo.

Tal y como declaró el de Móstoles, sus intenciones pasaban por volver a vestirse de corto a medio plazo. De hecho, estuvo entrenando unos días. Al margen del resto del grupo y a un ritmo muy inferior, pero Iker estuvo poniéndose en forma.

Iker Casillas espera volver

Él mismo ha señalado que todavía no ha colgado las botas de forma oficial y que sigue pensando en volver a vestir de corto. Según ha podido saber Diario Gol, el ex capitán de la Selección Española, de 38 años, sigue con su proceso de recuperación, sometiéndose a diferentes pruebas médicas para comprobar si puede seguir jugando. Se espera que el informe médico definitivo llegue en marzo.

Y mientras tanto, desde el club le ofrecieron seguir, pero como parte del staff. Un puesto que Casillas aceptó. Ahora ejerce como enlace entre la plantilla y los responsables del club mientras espera poder volver a jugar algún día.

La propuesta a Casillas que nunca llegó

Una propuesta que, sin embargo, muchos en el entorno de la familia Casillas-Carbonero esperaban que llegara desde el Real Madrid, club al que Iker dedicó los mejores años de su vida. Incluso cuando estaba cuestionado se dejaba la piel por el escudo. Y muchos esperaban que el Madrid le acogiera.

Iker Casillas, portero del Real Madrid, ante la Juventus / EFE

Más aun teniendo en cuenta lo bien que le hubiera ido la situación al matrimonio, dado que Sara debe acudir periódicamente a la capital para seguir su plan de recuperación. Hubiera sido un bonito gesto que desde el Madrid le propusieran a  Iker volver al club y que ambos estuvieran cerca de los suyos y de sus especialistas. Pero todo ha quedado en eso. En una espera, considerada por muchos como un “desprecio”.

Un asunto del que, como señalan desde el entono de la pareja, “Iker Casillas no quiere hablar”, pero del que se han hecho eco unos cuantos usuarios en las redes, donde escriben algunos que  “Sara Carbonero no se merece” vivir la indiferencia que le tiene el Madrid a su marido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad