Sara Carbonero e Iker Casillas | Instagram

Sara Carbonero no se atreve a contarlo porque es muy malo (y va de Iker Casillas)

stop

El secreto a voces que no tiene buen final para la WAG y su marido

23 de marzo de 2020 (14:04 CET)

Va a ser que la creciente propagación del coronavirus no le va a ir del todo mal a Iker Casillas. Y es que la crisis del COVID-19 podría dar un tiempo extra imprescindible al ex meta del Real Madrid y de la Selección Española de cara a las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol.

El cancerbero pretendía regresar a los terrenos de juego tras el infarto que sufrió el pasado mes de mayo. El de Móstoles llevaba meses trabajando para ello.

Pero las esperanzas de volver al fútbol de alto nivel se iban desvaneciendo. Los especialistas no lo veían claro. Y Casillas, que cuentan que no lleva muy bien eso de desaparecer del foco mediático, decidió trazar un plan B.

Casillas se pasa a los despachos

En una recomendación que algunos encuentran desacertada de su agente, Iker decidió presentar su candidatura para enfrentarse a Luis Rubiales. Y la definen como “desacertada” porque el asunto no pinta nada bien. Ni Sara Carbonero quiere hablar del tema.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sí, me presentaré a la Presidencia de la @somosrfef cuando se convoquen las elecciones. Juntos vamos a poner nuestra Federación a la altura del mejor fútbol del mundo: el de España. He informado de esta decisión al presidente de mi Club, el FC Porto, al que solo puedo expresar mi más profundo agradecimiento. Estamos trabajando con el máximo respeto y decisión en nuestra candidatura. Más de 23.000 electores nos esperan en unas elecciones justas y transparentes. 139 asambleístas decidirán. Gracias a todos y todas por el cariño que he recibido y recibo. Vuestro apoyo y vuestra fuerza me animan. ¡A por ello! #IkerCasillas2020

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

El portero del Oporto sigue estando lejos de los votos que necesita para acceder al puesto. Estos serían 71, pero Casillas solo dispone de poco más de 20.

Estos salen de sumar 17 de los 20 votos de los clubes de la Liga, los aliados de Javier Tebas. Mientras tanto, suma otros 13 de los futbolistas de David Aganzo, presidente de la AFE. Pero al margen de estos, poco más tiene donde rascar Iker.

Casillas se queda sin aliados

Ni siquiera sus amigos íntimos están dispuestos a darle su voto. Se conoce que ha llamado a Xavi Hernández y a David Villa. A este último incluso dos veces. Pero en todas las conexiones se ha encontrado con la misma respuesta. “Mi voto es para Luis Rubiales”, le habrían dicho los dos ex barcelonistas.

Andrés Iniesta, Xavi Hernández e Iker Casillas respaldan a Luis Rubiales, presidente de la AFE, en sus intenciones de huelga | EFE

La misma respuesta le habría dado Fernando Hierro, que tampoco está dispuesto a faltar a su lealtad al actual presidente.

Habrá que ver si finalmente Casillas puede sacar algo de tiempo gracias al coronavirus. Aunque por mucho tiempo que saque, las cuentas están casi hechas y no parece que vayan a cambiar demasiado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad