Sara Carbonero e Iker Casillas | EFE

Sara Carbonero no puede taparlo más. Confesión durísima. España consternada

stop

La declaración que pone los pelos de punta a la esposa de Iker Casillas

22 de abril de 2020 (13:42 CET)

En pocos días se cumplirá un año desde que empezó una de las épocas más difíciles para Sara Carbonero e Iker Casillas. La comunicadora y el de Móstoles han atravesado unos meses muy complicados.

Todo iba bien en los primeros meses de 2019Carbonero había regresado al periodismo deportivo e inició una nueva etapa en Mediaset. Entró a formar parte del equipo de Deportes CuatroSara presentaba una sección en la que entrevistaba a deportistas de disciplinas minoritarias. Un trabajo que combinaba con su faceta como influencer y como empresaria, dirigiendo Slow life, la web donde comercializa prendas de ropa de diferentes marcas.

Mientras tanto, Casillas había recuperado la titularidad en el Oporto. Era el meta indiscutible. Y se comprometió por un año más con el club portugués.

Los momentos más duros

Pero todo se torció en mayo. Iker sufrió un infarto que le tuvo entre la vida y la muerte. Fue intervenido de urgencia y todo salió bien, pero que alejarse de los terrenos de juego.

Un infarto que le habría dado al saber otra mala noticia. Poco después de supo que a Sara le habían detectado un tumor en el ovario. La operaron y se lo extirparon, pero resultó ser maligno, y tuvo que ponerse en manos de los oncólogos para seguir un tratamiento de quimioterapia. Empezó un verdadero calvario en el domicilio de los Casillas-Carbonero.

Miran hacia adelante con optimismo

Pero el tiempo ha devuelto todo a su lugar. O casi todo. Sara terminó con la quimio y poco a poco va recuperando su vida normal. Mientras Iker, por su parte, tenía varios frentes abiertos. Por un lado estuvo trabajando para volver a los terrenos de juego. Por otro, presentó su candidatura para la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sí, me presentaré a la Presidencia de la @somosrfef cuando se convoquen las elecciones. Juntos vamos a poner nuestra Federación a la altura del mejor fútbol del mundo: el de España. He informado de esta decisión al presidente de mi Club, el FC Porto, al que solo puedo expresar mi más profundo agradecimiento. Estamos trabajando con el máximo respeto y decisión en nuestra candidatura. Más de 23.000 electores nos esperan en unas elecciones justas y transparentes. 139 asambleístas decidirán. Gracias a todos y todas por el cariño que he recibido y recibo. Vuestro apoyo y vuestra fuerza me animan. ¡A por ello! #IkerCasillas2020

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

Además, por si los otros planes fallan, cuentan en Madrid que estaría manteniendo contactos para hacerse un hueco en la estructura del que fue su club durante muchos años: el Real Madrid. Todo ello, sin embargo, ha quedado en stand by temporalmente a causa de la pandemia del coronavirus. Veremos qué ocurre cuando pase todo.

La declaración más dura

Y mientras tanto, el ex capitán de la Selección Española y de Real Madrid ha concedido una entrevista a la revista Semana, en la que ha hablado sobre lo ocurrido durante el último año. “He pasado mucho miedo”, declara, en la que es una de sus confesiones más duras. Tanto por el infarto que sufrió como por la enfermedad de Sara.

Asimismo, señala que “no es el momento de hablar de la presidencia de la Federación Española de Fútbol, lo primero es el bienestar general”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad