Sara Carbonero | Instagram

Sara Carbonero hace perder 6 millones de euros a Iker Casillas

stop

La periodista se carga una oferta muy suculenta para el portero español

08 de mayo de 2018 (14:29 CET)

​Sara Carbonero e Iker Casillas tiene un futuro incierto por delante. El portero del Porto FC acaba contrato este año y su continuidad en Portugal pende de un hilo. De hecho, lo más probable es que tenga que hacer las maletas.

Hace unos meses su salida se daba por hecha. El ambiente en el vestuario y con la directiva no era el mejor y ya le avisaron que, una vez llegase el verano, debería buscarse equipo. Sin embargo, ahora, con el Porto campeón de liga, parece que las posiciones se han suavizado.

Eso sí, por muchas buenas intenciones que tengan sus compañeros (que le están pidiendo que se quede) y el propio Iker, que ya ha declarado que estaría encantado de renovar un año más, en el conjunto luso ya le han dicho que, o bien se baja mucho el sueldo, o no seguirá.

No están dispuesto a pagarle los 7.5 millones que le pagan a día de hoy. Entre otras cosas porque no quieren que un portero a punto de retirarse sea el mejor pagado de la plantilla. Veremos cómo acaba la situación y si Casillas decide rebajar su caché para continuar en Europa.

Sara Carbonero y los 6 millones de euros

Sin embargo, ahora que el panorama se está complicando de verdad, muchos son los que recuerdan la oferta que le llegó al ex del Real Madrid las pasadas navidades. Era precisamente la época en la que Iker estaba sentenciado en el Porto y en la que su representante se empezó a mover en el mercado de invierno.

Y llegó una propuesta muy suculenta. En Turquía, varios equipos sí que estaban dispuestos a pagarle 6 millones de euros limpios por año. El problema es que Sara se negó.

Iker Casillas de nuevo en el ojo del huracán | EFE

La periodista, que está encantada con su vida en Oporto, donde ha encontrado la tranquilidad y la felicidad, no quería cambiar esa vida por un día a día ajetreado en un país tan inestable como es el de Turquía.

Las opciones se van acabando

Descartada la opción turca (y la millonada que ofrecían) ahora no quedan ya muchas opciones. Cobrar un sueldo simbólico en el Porto es una de ellas. Sino, si Iker no quiere renunciar a nada, deberá marcharse de Portugal.

O bien se va a otro club europeo que juegue la Champions League (que sería su plan perfecto), una opción que no resulta demasiado factible, o bien se marcha ahora sí a la MLS, donde David Beckham, entre otros, ya le están esperando. Y allí sí que no tienen problemas de dinero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad