Sara Carbonero e Iker Casillas

Sara Carbonero estremece a España. Y es por su cáncer. La foto que nunca quiso publicar

stop

La imagen de la esposa de Iker Casillas que emociona profundamente a sus fans

09 de mayo de 2020 (10:36 CET)

Este mes se cumple un año desde que Iker Casillas fue intervenido de urgencia a causa de un infarto y desde que a Sara Carbonero le detectaron un tumor en el ovario y empezó su lucha contra el cáncer.

Primero le tocó al meta. El ex capitán del Real Madrid y de la Selección Española se encontró mal en un entrenamiento, lo mandaron al hospital y allí descubrieron que estaba sufriendo un infarto. Fue intervenido de urgencia y pasó unos días en el hospital recuperándose, pudiendo salir del centro en menos de una semana.

El año más difícil de Sara Carbonero

Pero entonces llegó el segundo mazazo. A Carbonero le detectaron un tumor en el ovario y también tuvo que entrar rápidamente en el quirófano. Como en el caso de Iker, la intervención fue bien. Pero los análisis decretaron que el tumor era maligno y la de Corral de Almaguer tuvo que someterse a un tratamiento de quimioterapia durante los meses siguientes.

Ahora, un año después, parece que la normalidad casi ha vuelto al domicilio de los Casillas-Carbonero. La influencer dejó la quimio hace unos meses y poco a poco se va encontrando mejor. Mientras que Iker, al margen de presentarse para presidente de la Real Federación Española de Fútbol, se ha estado preparando incluso para volver a los terrenos de juego.

Sara Carbonero, “ejemplo de superación”

Sea como sea, la pareja ha demostrado una fortaleza sin igual durante todo este tiempo. Sobre todo Sara, a la que sus fans la han considerado como una mujer “muy valiente” y como un “ejemplo de superación”.

De hecho, a lo largo de este tiempo, lejos de esconder la cabeza, la toledana no ha dejado de publicar en las redes siempre que ha podido mensajes positivos y motivadores, siendo todo un ejemplo para las mujeres que padecen algo similar y para todos los que mantienen su lucha contra el cáncer.

Publicaciones como las que te mostramos a continuación. Posts que Sara querría no haber tenido que publicar nunca y que han estremecido a unos cuantos, pero que han levantado los ánimos de muchos otros.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia.

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mantra para un miércoles . #cosasqueleesporahí #sololoquesuma #aquíyahora

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hola, julio . #vacaciones #descubrimientos #NereaDelgado #slowlove #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Este verano está siendo un poco diferente. Las semanas transcurren entre médicos, pruebas, incertidumbres, maletas, mucha improvisación de última hora, ratos de alivio pero sobre todo están llenas de momentos muy intensos que estoy saboreando como nunca. De repente las cosas más cotidianas y banales del mundo han dejado de serlo para convertirse en instantes únicos y mágicos, muchos problemas se han ido de golpe. Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado. Una rosa con espinas, como la que me ha traído esta mañana del parque Martín a la cama. Cuando le he preguntado si se había hecho daño al cogerla me ha respondido que sí, que de hecho se había pinchado pero que merecía la pena por darme la sorpresa. Luego le hemos quitado las espinas y la hemos metido en un jarrón con agua . - Ahora te gusta más ? - Le he preguntado - No mamá, ahora no parece una rosa de verdad . Y tenía toda la razón , porque la rosa no deja de ser bonita por tener espinas, ni las espinas dejan de hacer daño porque tengan rosas. Siempre hay algo de dolor en lo bello y mucho de belleza en la adversidad . Y en esas estamos, consiguiendo que los ratos buenos superen con creces los menos buenos. Porque como diría el gran Andrés Montes, la vida puede ser maravillosa . #hoyestoyintensa #devezencuando #verano2019 #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

✨ ✨ ✨ @jftorres20 . #lachicadesastre #buenasnoches #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad