Sara Carbonero EFE

Sara Carbonero está en un callejón sin salida: “Ha pasado esto”. Última hora

stop

La esposa de Iker Casillas tiene un problema gordo

10 de febrero de 2020 (14:06 CET)

Se acerca un momento decisivo en la vida de Iker Casillas y Sara Carbonero. El futuro del matrimonio y de los hijos de ambos está en juego. Todo dependerá de lo que dictaminen los médicos a Iker en las próximas semanas.

El de Móstoles hace días que se está preparando a conciencia para someterse a una serie de pruebas próximamente que determinarán el desenlace de su carrera deportiva. Si puede volver o no al fútbol de élite después del infarto que sufrió el pasado mes de mayo de 2019. Y marzo será el mes clave.

Sara Carbonero, a la expectativa

Algo por lo que, obviamente, Sara está muy nerviosa. A la WAG no le hace ninguna gracia que Casillas ponga en riesgo, aunque sea mínimo, su salud. Y considera que volver a jugar en el fútbol de alto nivel puede ser peligroso, digan lo que digan los expertos.

Por eso le gustaba tanto la idea que surgió hace unas semanas, que situaba a Iker como nuevo presidente de la Federación Española de Fútbol. El meta sonó como candidato a relevar a Luis Rubiales en el cargo y el panorama motivaba mucho a Carbonero, que veía la posibilidad de volver a Madrid junto a sus más cercanos.

Sin embargo, esta opción se ha diluido con el paso de las semanas. Y los escenarios que se abren en el horizonte no gustan nada a Carbonero, que se encuentra en un callejón sin salida.

Sara Carbonero, sin salida

Una de las opciones pasa por volver a jugar en el Oporto, donde actualmente ejerce como enlace entre la directiva y la plantilla. Y que Casillas se vuelva a someter a la presión y las exigencias del club portugués no gusta un pelo a Sara.

Pero tampoco el plan B en caso de que los resultados recomienden al ex capitán del Real Madrid abandonar la élite. Porque Iker no descarta jugar en otra competición menos exigente. Y las opciones que baraja tampoco atraen a Sara, que preferiría volver a la capital de España si no siguen en Portugal. “Ha pasado esto”, avisan a Sara los que han escuchado los cantos de sirena que llegan a Iker.

Sara Carbonero e Iker Casillas

Hace tiempo que Xavi Hernández le ha recomendado que haga las maletas y ponga rumbo a Qatar, donde pagan muy bien a pesar de ser un país donde el fútbol está a un nivel inferior. Mientras que David Beckham ya le ha abierto las puertas del Inter de Miami que preside para jugar en la Major League Soccer.

Unas propuestas que, si acepta, afectarán directamente a su mujer y a sus hijos, que le seguirán allí donde vaya. Ya sea el país árabe o Estados Unidos su destino.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad