Sara Carbonero elige el nuevo destino de Iker Casillas (y hay sorpresa)

stop

La periodista y el portero español ante su complicado futuro

07 de mayo de 2018 (15:25 CET)

Nuevo capítulo en el puzzle del futuro de Iker Casillas. El portero del Porto FC estaba prácticamente sentenciado hace apenas unas semanas. Todos en la ciudad lusa, incluidos Iker y Sara Carbonero, daban por hecha la marcha del portero español.

Sin embargo, la consecución del título de Liga del Oporto ha hecho que, al menos de cara a la galería, las posturas se hayan ablandado y acercado. Es más, preguntado por si le gustaría seguir un año más vinculado al club luso, la respuesta de Casillas fue más que reveladora: “ojalá, espero que sí”.

Por su parte, el presidente de la entidad, Jorge Nuno Pinto, acercó también. Cuando le preguntaron sobre el si el español seguiría o no, respondió con un “voy a intentarlo”.

Un futuro complicado en Portugal

Unas palabras que muchos se han tomado como un gesto de buena voluntad por parte de las dos partes. Sin embrago, desde el club avisan que, por mucho que la felicidad de haber ganado la Liga esté ahora en la mente de todos, la situación con Casillas no ha cambiado.

En Oporto ya le han dicho que no le renovarán a no ser que se baje el sueldo de una manera brutal. No quieren seguir pagando lo que pagan a un portero con muy poco presente y nada de futuro.

De ahí que, pese a que ahora parece que se ha abierto una nueva vía de negociación, Iker y Sara ya están buscando equipo. Estarían encantados de quedarse en Oporto, una ciudad y un club que “me ha dado la tranquilidad que buscaba cuando salí del Real Madrid", en palabras del portero. Pero todo apunta a que se marcharán.

Iker Casillas

O Europa o la MLS

¿Dónde? Donde les quieran. La idea que tienen los dos es que su próximo destino sea un equipo que juegue la Champions League. El Liverpool, donde Jürgen Klopp ha manifestado en más de una ocasión su admiración por el guardameta, sería una opción. Remota, pero una opción.

El problema es que el caché de Iker es muy alto y los clubes top no quieren gastarse tanto dinero en un portero que ya está en la recta final de su carrera.

De ahí que, a no ser que haya una sorpresa de las grandes y algún equipo le dé la última oportunidad en el viejo continente, lo más probable es que la pareja ponga rumbo a la MLS, la liga americana de fútbol, donde hace ya mucho tiempo que los están esperando.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad