Sara Carbonero o el sueldo en Telecinco: “¡No me lo creo!” (Y es verdad) | EFE

Sara Carbonero despelleja a un niño mimado de Florentino Pérez (y la puñalada de Iker Casillas en la sombra)

stop

La comunicadora y el guardameta en un lío muy feo

10 de febrero de 2018 (16:03 CET)

Florentino Pérez tiene ya muy claro quién debe ocupar la portería del Bernabéu en los próximos años. No es otro que David de Gea. El portero del Manchester United es el elegido por el presidente para ser el nuevo galáctico en la portería.

La intención de Pérez es perder de vista a Keylor Navas y que el español esté bajo palos a partir del verano. Algo que no es nuevo. De hecho, De Gea es una de las obsesiones del presidente del Madrid desde hace mucho tiempo.

Hace dos veranos, el mandatario blanco llegó a un acuerdo con los de Old Trafford para llevar a cabo el cambio de cromos: David al Madrid, Keylor al United. Finalmente el traspaso se truncó por un ya famoso episodio con un fax.

Iker entró en juego

El caso es que muchos son ahora los que se acuerdan de aquella época. Algo que deja en muy al lugar a Iker Casillas y a Sara Carbonero. Y es que el hoy portero del Porto aun militaba en las filas del Real cuando el nombre de De gea entró en juego.

De hecho, no había día en el que David no fuera portada. Mientras Iker estaba ya en el banquillo de forma habitual, veía como su presidente lo estaba traicionando con De Gea.

Por si con ello no fuera suficiente, fue el portero del United quién también le quitó la titularidad en el once de la Selección Española. En el banquillo del Madrid y de La Roja. Casillas tenía puesta la cruz a De Gea.

Sara mueve hilos

Fue entonces cuando el portero español y su mujer decidieron actuar: ¿Cómo?, filtrando ciertas informaciones que rebelaban que la llegada del portero del United al vestuario del Bernabéu sería un problema, y de los gordos. Movieron hilos para desprestigiar la imagen del guardameta red

En esa época Carbonero aún trabajaba en televisión, y al margen de pintar la llegada de De Gea como un futuro conflicto en Valdebebas, se encargó de recordar su pasado en el Atlético de Madrid y su anti madridismo.

Algo que, pese a que ya ha pasado mucho tiempo, mucho no olvidan. Por desgracia para Iker y su mujer, parece que esta vez sí De Gea, si de nuevo el faz no lo impide, se vestirá de blanco.