Sara Carbonero cuela otro gol a Instagram

stop

La mujer de Casillas revoluciona las redes con su última foto

Sara Carbonero no piensa ir a Liverpool

23 de enero de 2017 (12:39 CET)

¡No da tregua! En los últimos meses Sara Carbonero se ha convertido en una instagramer de lo más activa. Con más de 1,2 millones de seguidores, la esposa de Iker Casillas levanta furor en las redes sociales.

Tan es así que cada publicación de la toledana desencadena en un alud de comentarios. Defensores y detractores, las fotografías y mensajes de la presentadora no dejan a nadie indiferente.

Desde Oporto, Sara sigue muy conectada a nuestro país. Y es que más allá de Paula Echevarría, que es la gran reina de Instagram en España, la periodista está en la cúspide de la clasificación.

Reconvertida en icono de la moda

Tras dejar atrás una vida en la que estaba en un primer plano, siendo presentadora de los Deportes de Telecinco, Carbonero ha sabido resituarse en el escaparate. Ahora, la mujer de Iker triunfa como icono de la moda. Con un blog propio en la revista Elle, la agenda profesional de la morena no tiene desperdicio.

Centrada en la educación de los pequeños Martín y Lucas, Sara ha sabido conciliar la vida familiar con una faceta laboral en pleno auge. La toledana es demandada por muchas marcas de primer nivel como imagen publicitaria.

Por todo ello, la presentadora sigue en un primer plano. Más allá de las campañas publicitarias tradicionales –en las que acude a eventos, graba spots o posa en una sesión de fotografías-, la esposa de Casillas también utiliza las redes sociales como fuente de ingresos.

El gran negocio de Instagram salpica a Sara

En la misma línea que la mayoría de influencers, Sara saca tajada de sus publicaciones. Y es que cada vez son más los mensajes 'con trampa' que Carbonero lanza en Instagram. Publicidad encubierta.

Al principio, la española llegó a sus fans por ser una mujer cercana y que mostraba con total naturalidad su día a día. Sin embargo, en las últimas publicaciones se le ve el plumero. Con su elegancia y sutileza natural, la periodista hace campaña de distintas marcas. Siendo remunerada o no, Carbonero se hace eco.

La última fotografía en causar furor ha llegado este mismo fin de semana. Sara desveló su plan de sábado. La presentadora y Martín disfrutaron de un día como 'fotógrafos'. La mamá de la familia le enseñó como inmortalizar sus mejores momentos; fotografiaron a los animales favoritos del pequeño. Su gran pasión.

Sin embargo, el aluvión de comentarios llegó al mostrar una Polaroid haciendo hincapié en el hashtag. Al parecer, no gustó nada que volviera a citar una marca propia sabiendo que su publicación tendrá una gran repercusión.

Sea como fuera, Martín y Sara salen monísimos en las instantáneas. Demuestran que a originales no les gana nadie.