Sara Carbonero calla (pero se sabe todo): lío con Iker Casillas (y es de los gordos)

stop

La periodista y el futuro de su marido

14 de abril de 2018 (19:53 CET)

​Sara Carbonero es muy consciente que puede estar al frente de sus últimos meses en Oporto. Su marido, Iker Casillas, tiene que buscarse equipo de cara a la próxima temporada.

Pese a que, como ella misma ha reconocido, a la pareja les gustaría quedarse al menos una temporada más en Portugal, el club uso ya le ha hecho saber que no cuentan con él. El rendimiento del portero no está a la altura de su ficha y lo quieren fuera en verano.

El lío con Iker Casillas

El problema es que, tal y como Sara ha declarado, aún no saben donde jugarán el guardameta el año que viene. “Todavía no tenemos ni idea, hasta que no acabe la temporada y se muevan los mercados no vamos a saber nada. Yo también querría saberlo ya, básicamente para saber hacia donde tirar y hacer la maleta”.

El caso es que el lío es de los gordos. Nadie en Europa está dispuesto a pagar la ficha del ex del Real Madrid. Pese a que a la periodista le gustaría vivir unos años más en Europa, sobretodo en Londres, nadie ha contestado las llamadas del representante del español.

“Si es seguir en Europa, estaría bien porque estaríamos más cerca (de Madrid y la familia). Y si fuera seguir en Oporto, pues perfecto, y si es otra ciudad, pues sería otra oportunidad”.

La oferta que llega de China

Donde sí que tienen las puertas más que abiertas a Casillas es en China. La liga asiática está intentando hacerse un nombre a base de retirar a jugadores veteranos a cambio de mucho dinero.

Y en este caso, no es menos. Desde la liga china le han llegado varias ofertas a Iker, pero las ha rechazado todas. ¿El motivo? Sara no tiene ninguna intención de ir para allí. Como a Qatar. Eso implica que ya sólo queda una salida.

Rumbo a la MLS

Descartadas las opciones de China y Qatar, la MLS emerge como la mayor posibilidad. Una opción que Sara sí que tiene en mente y que no le importaría probar. “Decir una ciudad por decir... A mí me da igual a dónde vayamos, lo importante es que Iker sea feliz, juegue donde juegue.”,  declaró la periodista.

Y respecto al ‘sueño americano’, estas fueron sus palabras: “No sé si nos iremos a EEUU, es una nueva aventura que no descartaría.”. Lo cierto es que, por mucho que Sara lo pinte todo de color de rosa, el futuro de Iker sigue en el aire y el lio se está haciendo ya muy gordo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad