Iker y la foto que no quiere ni ver | EFE

Sara Carbonero calla la traición de Iker Casillas al Real Madrid

stop

Florentino Pérez sabe toda la verdad sobre los planes secretos del portero del Oporto

12 de enero de 2018 (10:51 CET)

La relación entre Florentino Pérez e Iker Casillas se deterioró hace años. No se llevan bien. El actual portero del Oporto no puede ni ver a su antiguo presidente.

Las tensiones que se vivieron cuando Iker oficializó su marcha del Real Madrid, con aquel comunicado triste y solitario donde rompió a llorar, fueron el culmen de muchos años de discrepancias.

Nunca tuvieron una relación fluida. Siempre había tiranteces. Casillas era de los que pedía mucho, un jugador exigente, y Florentino es de los que no gustan de dar demasiado.

El presidente blanco se estuvo a punto de cargar al marido de Sara Carbonero por unos episodios que se fueron de madre cuando era un chaval. Pero luego se convirtió en el Santo y se hizo fuerte.

El presidente no se podía desprender del mejor portero del mundo y, tras afianzarse como peso pesado del equipo en tiempos de Ramon Calderón, era ya misión imposible. Se lo tuvo que comer.

A desgana intentó que las relaciones fluyesen, pero Iker reivindicaba mucho y siempre ponía trabas. Especialmente cuando José Mourinho tomó las riendas del banquillo. La situación se puso al rojo vivo.

Mou tenía dos misiones cuando llegó al Madrid: acabar con el ciclo victorioso del Barça y hundir, poco a poco, a Casillas. Dos cometidos por los que iba a cobrar muchos millones de euros.

Primero el Sevilla

Pero cuando Iker salió del Madrid, cerró un pacto de silencio con el presidente. Un acuerdo de no agresión. No en vano, el guardameta español se llenó los bolsillos con una suculenta indemnización que le ha permitido vivir como un rey en Portugal.

Sin embargo, Florentino Pérez guarda un secreto sobre Iker. Una información que Sara Carbonero conoce bien y que el presidente sacará a la luz si Casillas rompe alguna vez ese pacto que fraguaron.

La gran mentira de Casillas consiste en que siempre ha dicho que no jugaría en ningún equipo español por no enfrentarse al Madrid. Se llena la boca. Pero nadie sabe que negoció hasta el final con el Sevilla.

El de Móstoles iba loco por firmar con el club andaluz y apuró muchísimo las negociaciones, pero finalmente no salieron los números. Y todavía hay más. 

Ahora el Deportivo 

En las últimas semanas se han destapado unas nuevas negociaciones del ex capitán de la selección española. Casillas, marginado en Oporto, se ha dejado querer por el Deportivo de La Coruña, que busca un portero a toda prisa. 

El cancerbero no descarta esa posibilidad, toda vez que Sara ve con malos ojos fichar por el Besiktas y trasladarse a Turquía. La modelo prefiere España, aunque no es la única posibilidad. 

Las opciones de ir a la Premier League con Rafa Benítez se desinflan por momentos. El Newcastle, de hecho, también sondea a Kiko Casilla. La última alternativa pasa por la MLS en Estados Unidos.