Sara Carbonero | EFE

“¡Pobrecita, mi niña!”. Fotografían a Sara Carbonero así: “¡Cuánto dolor!”

stop

La imagen de la esposa de Iker Casillas que consterna a España

18 de octubre de 2019 (11:03 CET)

Cualquier fotografía que cuelgue Sara Carbonero en su cuenta de Instagram es motivo de alegría para sus followers. Seguidores que llevan muchos meses pendientes de la esposa de Iker Casillas, de su estado de salud y de sus evoluciones en su recuperación.

La noticia que salió a la luz en mayo de que a la colaboradora de Deportes Cuatro le habían diagnosticado un tumor maligno en el ovario consternó a todos sus fans y a media España. “¡Cuánto dolor!”, se leía en las redes. Y son muchos los que muestran su preocupación constantemente. Usuarios que le desean una pronta mejora, y es que se conoce que Carbonero debe seguir acudiendo periódicamente a Madrid a someterse a tratamiento.

El detalle que desata las alarmas

Por eso, como decíamos, cada post que cuelga la it girl en su cuenta de la red social, sus seguidores no dudan en celebrarlo y en mandarle mensajes de ánimo.  “¡Pobrecita, mi niña!”, “Fuerza Sara” o “Estamos contigo” son mensajes que se repiten una y otra vez en el muro de Carbonero.

Pero los post que cuelga la toledana no son del todo motivo de alegría. Muchos usuarios se han fijado en un par de detalles que hacen saltar las alarmas.

La última foto de Sara Carbonero

La mayoría de las fotos que cuelga Sara son de paisajes, mientras que en las fotos en las que aparece se la ve de lejos o de espaldas. Además, en las que se la ve de cerca, pertenecen al pasado. Son las instantáneas en las que incluye el hastag #tb, que significa “time before”.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Un poquito de color para este miércoles tan gris . #tb #alsurdelsur #buenosrecuerdos #pensandoenti

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Y es que la última foto actual de la influencer en la que se la ve es en la que publicó en verano la revista Lecturas, y en ella ya consideraron que se la veía muy delgada y lejos del esplendor que suele desprender.

Sara Carbonero Hola

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad