Piqué tiene un feo con Shakira (y le llueven tortas como panes en Barcelona)

stop

El lanzamiento del videoclip de Me enamoré aviva la llama

Acusan a Shakira de promover el independentismo catalán

13 de mayo de 2017 (14:07 CET)

En la boca del lobo. El pasado viernes, Shakira volvió a ser noticia al estrenar el videoclip de su tema Me enamoré. Tras levantar un revuelo inédito con el estreno del hit, los seguidores esperaban ansiosos la grabación, ya que la colombiana adelantó la aparición de Gerard Piqué en el vídeo.

Dicho y hecho. En menos de 16 horas, Shak ha conseguido 5,6 millones de reproducciones en YouTube. Defensores y detractores han entrado al portal para ver el esperado trabajo.

Las reacciones en las redes sociales

Ahora bien, la barranquillera ha reavivado la llama. Y es que la pareja no sabe –ni quiere- pasar desapercibida. El nuevo vídeo de la veterana cantante ni tiene ningún desperdicio.

La artista muestra su lado más desenfadado y jocoso en este clip. En una habitación más que desordenada y de auténtico caos, Shakira juega y bromea como si de una adolescente alocada se tratase.

En este caso, Piqué no sale hasta el final de la grabación, aunque sus manos, su pelo, sus pies, se dejan entrever previamente. Cierto es que es difícil acertar si se trata del propio barcelonista o de un doblador en estas primeras escenas.

Ahora bien, el runrún que ha generado este nuevo videoclip va más allá. A la vez que miles de seguidores han dado un paso al frente para ensalzar la belleza y la profesionalidad de Shakira, otros menos amables han ido más allá.

"Con la comida no se juega y menos se tira al suelo, teniendo en cuenta que hay millones de personas en este mundo que no tienen la posibilidad de comer decentemente", "Qué pena, en este clip solo se te ve a ti, no a Piqué", son algunos de los comentarios que Shak ha recibido en su cuenta oficial de Instagram.

Ahora bien, lo que realmente ha avivado la llama es un detalle del jugador. Una vez más, Piqué vuelve a encender la llama con un gesto un tanto sonado que alimenta un fuego abierto. Tras publicar comentarios sobre el trasero de Shakira que no gustaron nada a muchos fans, el culé aparece cogiendo el culo de su pareja en el nuevo vídeo. En primer plano.

Las dos caras de la moneda

Cierto es que la naturalidad reina, aunque este trozo del clip ya ha sido muy criticado. En varias ocasiones, el líder azulgrana ha tenido comentarios públicos fuera de tono, por lo que este detalle no ha pasado desapercibido.

Hubiese sido fácil evitar la polémica acariciando cualquier otra parte del cuerpo de un modo más cariñoso y dulce, aunque Gerard es un especialista en estar en el punto de mira. No sale de una que entra en otra.