Gerard Piqué, Sergio Ramos y David de Gea| EFE

Piqué saca toda la porquería: “Tú nos has echado” (o lío final con Sergio Ramos, Isco y De Gea)

stop

El central culé retrata a los responsables del desastre de la Roja en el Mundial de Rusia

01 de julio de 2018 (19:21 CET)

Adiós. España se despidió del Mundial de Rusia frente al anfitrión, después de empatar a uno y caer en la tanda de penaltis, donde Koke y Aspas no estuvieron acertados desde los once metros. Tampoco De Gea, que no acertó en ningún lanzamiento rival.

Los españoles mejoraron la imagen del último Mundial, el de Brasil, donde cayeron en la fase de grupos, pero dejaron mucho que desear y nunca dieron la sensación de ser un candidato al título.

Rusia salió jugando de tú a tú a España. Los organizadores dejaron claro desde el primer minuto que no iban a honorar a su condición de no favorito. Pero como suele ocurrir a los equipos que salen a atacar contra la Roja, pronto recibieron un gol. Ignashevich se metió el balón en la portería, previa colaboración de Ramos,  y puso por delante a los de Fernando Hierro.

El tanto relajó a los españoles y dejó algo tocados a los rusos. Pero aunque tardaron, volvieron a venirse arriba cuando quedaban 10 minutos para terminar el primer tiempo.

Los de Cherchesov apretaron el acelerador hasta que en un centro sacaron un penalti, después de una mano absurda de Gerard Piqué. La pena máxima indiscutible la transformó Artem Dzyuba para igualar el marcador en el 41’.

Gerard Pique penalti rusia

La segunda parte no cambia nada

En la segunda parte los equipos parecieron salir escarmentados. Ninguno de los dos conjuntos se atrevió a morder con fuerza, mientras los entrenadores tampoco eran capaces se aportar soluciones.

Granat había entrado para Rusia por Zhirkov en el descanso, mientras que Cheryshev y Smolov entraron en el 61’ y el 65’ por Samedov y el goleador Dzyuba, respectivamente. Por su parte, Hierro no movió ficha hasta el 67’Primero dio entrada a Andrés Iniesta por David Silva e instantes más tarde a Dani Carvajal por el lesionado Nacho.

Andres INiesta David Silva

España fue haciéndose cada vez más con la posesión del partido, pero la primera ocasión clara no llegó hasta el 84’, obra de Iniesta. Pero Akinfeev despejó, el marcador no se movió y así se llegó al final del tiempo reglamentario.

Los penaltis deciden la suerte de España

La prórroga tampoco cambió nada. Salvo alguna ocasión por parte de ambos equipos, ninguno de los dos fue capaz de dar la estocada al rival y el partido se fue a los penaltis. Akinfeev  atajó el tercero, fallado por Koke, y el quinto, errado por Iago Aspas, mientras que De Gea no atajó ni una. De hecho, el meta apenas ha firmado una parada en todo el Mundial.

La noticia no estuvo en el resultado, sino en el desarrollo del partido. Y del Mundial. Empezando por lo ocurrido a tres días de que España empezara su andadura en la competición, siguiendo por el planteamiento de Fernando Hierro y acabando por la manipulación sobre el equipo de un sector del grupo.

Piqué y compañía retratan a los responsables

Entre los jugadores del Barça corre la opinión de que el desastre de la Roja en este Mundial lo fraguó Florentino Pérez  con el fichaje de Julen Lopetegui y la obsesión del presidente de oficializar su contratación antes de la disputa de la competición.

Florentino Pérez y Ramos, los primeros

En este sentido, algunos culés critican a los madridistas que no evitaran la salida de Julen y permitieran que Florentino obrara a su voluntad sin tener en cuenta las consecuencias que ello podía tener en la Roja, que han sido realmente graves.

Tú nos has echado”, recriminan a un Ramos que debería haber puesto freno al presidente blanco.

Hierro no da la talla

 A raíz de aquello el equipo quedó en manos de un Hierro que se ha mostrado falto de ideas del primer al último día. Falto de reacción. Incapaz de cambiar el dibujo del equipo cuando el rival ha puesto en dificultades al combinado español. Hoy se vio en los cambios, en los que metió jugador por jugador, sin cambiar apenas el esquema.

El míster no ha sabido proteger al equipo defensivamente ni realizar los cambios necesarios para encontrar el camino en el ataque.

Isco, en el punto de mira

Isco Alarcon España tunez

Un técnico que este domingo fue un títere en manos del núcleo del vestuario formado por Isco, Sergio Ramos y Marco Asensio, que han estado presionando para que entrara el balear en lugar de Iniesta en el once titular, alegando que el manchego no estaba para jugar un partido entero. Un Asensio que no aportó nada contra Rusia ni en toda la competición, y que con él en el campo parecía que el equipo jugaba con 10.

Un Isco que ya tenía fama de traidor y que en el transcurso del campeonato no ha cambiado su imagen. El malagueño ha hecho y deshecho como ha querido. Ha sido el motor de unos cambios en la selección que no han servido para absolutamente nada. Solo para que sus más allegados estuvieran contentos.

Su nula relación con Iniesta, por ejemplo, se vio al término del choque de este domingo, en el que ni siquiera cruzaron una mirada.

De Gea, Silva y Costa tampoco estuvieron

David de gea Mundial

Pero hay que destacare también la inoperancia de un David Silva que hace días que dejó de competir, con un Diego Costa que hoy fue el reflejo de su realidad, pues sigue sin adaptarse al estilo del equipo, y un David de Gea que solo cazó un balón en todo el Mundial.

De Gea, al que Hierro no se atrevió a quitar, a pesar de haber mostrado un nivel pésimo y de que varios jugadores de Barça le pidieron que lo sentara y metiera a Kepa Arrizabalaga.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad