Piqué hace estallar a Sergio Ramos: “Si no lo coge lo mata” (o el lío más bestia en la Roja)

stop

La bronca de las broncas en la selección española a escasas horas de comenzar el Mundial

14 de junio de 2018 (20:30 CET)

La selección española empieza su andadura en el Mundial de Rusia este viernes (20:00 horas). El rival es el vigente campeón de Europa, la Portugal de Cristiano Ronaldo.

Pero España llega a la cita entre aguas turbias y con la obligación moral de pasar página cuanto antes del despido fulminante de Julen Lopetegui. Una decisión dura y muy discutida.

Luis Rubiales, nuevo presidente de la Real Federación Española de Fútbol, se llevó por delante al entrenador vasco tras conocer su fichaje como nuevo técnico del Real Madrid.

La decisión del dirigente sentó fatal a buena parte del vestuario de la selección, comandado por Sergio Ramos. Y en la reunión posterior estuvieron a punto de llegar a las manos.

Rubiales se encara con Ramos

Fue una discusión muy acalorada donde Rubiales acusó a Ramos de filtrar a los medios que Lopetegui no iba a ser sustituido. Y el capitán del Madrid se calentó.

Gritos, insultos y una actitud muy agresiva por parte de ambos con los demás capitanes –Iniesta y Silva– y más pesos pesados –Piqué, Busquets y Reina– como testigos de excepción.

La intervención de Piqué

El propio Gerard Piqué tuvo que intervenir y separarlos cuando más acalorada estaba la bronca. Y es que el jugador del Barça mostró afinidad con Rubiales y eso desquició del todo al camero. “Si no lo coge lo mata”, cuentan desde Sochi.

Finalmente ambas partes se entendieron y hasta se dieron un abrazo para zanjar el asunto. Aunque Ramos sigue muy dolido por la decisión tomada y decepcionado con Rubiales.

Todos con Hierro, como Michigan

La mayoría de los jugadores, aunque sorprendidos de que Lopetegui se fuese al Madrid, también estaban a favor de su continuidad durante el Mundial. Incluso, algunos del Barça.

Pero todos son ya partidarios de pasar página, dar el máximo apoyo a Fernando Hierro y recordar la hazaña de la Universidad de Michigan en 1989, campeones de la NCAA pese al inesperado cambio de entrenador también por despido fulminante.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad