Pillan a un jugador borracho antes del Inglaterra-España de Wembley

stop

Una estrella internacional la lía en un hotel de Watford  

El nuevo Wembley y su arco imperial

15 de noviembre de 2016 (11:42 CET)

Fútbol y alcohol es un binomio muy morboso en Inglaterra. Nada atrae más a la prensa sensacionalista británica que encontrarse a un jugador profesional en una sala de fiestas a altas horas de la noche y en un estado nada recomendable. Célebres han sido las borracheras de grandes estrellas y sonada fue la fiesta que se montó Wayne Rooney la noche del viernes al sábado, después de la victoria de Inglaterra contra Escocia (3-0).

El diario sensacionalista The Sun informa de que Rooney fue el gran protagonista de la noche posterior al partido. El delantero del Manchester United se quedó en el lujoso complejo hotelero de Watford en que estaba hospedada la selección y fue visto en el bar del hotel con algunos miembros de la Federación Inglesa bebiendo vino y cerveza.

Lesión de rodilla

"La imagen del futbolista, al principio, fue agradable y pensábamos que era un doble. Parecía mayor, se trababa al hablar y tenía los ojos rojos y los labios del color del vino. A media noche le pidieron que saludara a los invitados de la boda, posó para las fotos, habló con la novia y siguió bebiendo", cuentan unos testigos.

Rooney es el prototipo de jugador británico que le encanta ir de fiesta después de un partido. El delantero del Manchester United, cuestionado por Mourinho, sigue siendo muy popular en Inglaterra y no podrá jugar en Wembley contra España por unos problemas de rodilla.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad