Pilar Rubio y su último capricho | EFE

Pilar Rubio gasta un dineral en un lujo de niña rica

stop

La mujer de Sergio Ramos no repara en gastos

11 de enero de 2018 (15:59 CET)

Ya queda menos. Pilar Rubio y Sergio Ramos están a pocas semanas de ver como su familia se amplia. Y es que no queda mucho para que Pilar de a luz al tercer hijo de la pareja.

Otro niño. Un niño que nacerá en una familia donde sus padres andan todo el día arriba y abajo, sin parar. Sergio sigue siendo uno de los pilares del madridismo y Pilar, entre sus colaboraciones en El Hormiguero, los blogs y sus sesiones de fotos para Instagram, apenas tiene tiempo libre.

Tobo bajo control

Quizás por eso la influencer, viendo que en breve tendrá aún más trabajo con el cuidado del tercer hijo, ha decidido repetir la fórmula que utilizó con os otros dos y que tan buen resultado le dio.

Rubio volverá a contratar los servicios de una salus. Las salus son trabajadoras con altos conocimientos de enfermería y de trato con recién nacidos. Suelen trabajar durante la noche por si el bebé llora o necesita algo.

Por otro lado, asesoran a las madres a la hora de establecer rutinas de sueño de los bebés, lactancia materna, etc. De esta forma las madres pueden descansar tranquilamente sabiendo que su recién nacido está en buenas anos. Eso sí, este servicio no está al alcance de todos.

No es barato

Y es que, según publica El Mundo, el coste de estas trabajadores asciende a 100 euros por noche, con lo que al final del mes, si no se tiene en cuenta las fines de semanas, el capricho asciende a más de 2.000 euros al mes.

Pero todo apunta a que, por muy caro que sea, Pilar no quiere prescindir de ello. Repetirá la misma jugada que con los dos niños anteriores: la salus estará 12 horas los primeros 15 días (los más duros después del parto) y luego más suave hasta finalizar el servicio a los seis meses.

Un capricho de niña rica que permitirá a Pilar seguir teniendo la vida tan ajetreada y tan movida que tiene a día de hoy.