Pep Guardiola quiere al Real Madrid en la final de San Siro

stop

El técnico del Bayern no quiere ver ni en pintura al Manchester City

Pep Guardiola mantiene su poder en el Barça | EFE

26 de abril de 2016 (19:49 CET)

Pep Guardiola llevará la bufanda del Real Madrid por dos días. Vaya por delante que es una forma de hablar. Sin embargo, el técnico catalán tiene muy claro que, en caso de acceder a la final de la Champions, prefiere que su rival sea el equipo que entrena Zinedine Zidane. Y no porque sea inferior al Manchester City, sino porque Guardiola no quiere cruzarse ni en pintura con el que será su futuro equipo en la madre de todas las finales.

Así lo atestiguan fuentes del entorno de Guardiola que, por otra parte, advierten de que él, en sus fueros, internos está convencido de que le tocará enfrentarse al City en la final. "Si llegamos", apuntala siempre el técnico, consciente de que el partido contra el Atlético será un reto más que difícil. No en vano, los de Simeone han sido los verdugos del Barça, el vigente campeón y favorito hasta que cayó.

Y ojo, porque Guardiola es un poco pitoniso. Pero una cosa es lo que cree que va a pasar y otra muy distinta lo que quiere que pase. El ex técnico azulgrana preferiría verse las caras contra el Madrid por diversos motivos: 1) Para vengarse de la humillante derrota que el Madrid de Ancelotti les endosó el año de la Décima. 2) Por su sentimiento culé; siempre es gratificante para alguien del Barça imponerse al Madrid y más para impedir que gane otra Champions.

Los miedos de Pep

Sin embargo, y al hilo de lo avanzado al principio del texto, el pánico de Pep reside en medirse al Manchester City en la final. Está preparado para asumirlo con entereza, es un hombre valiente, pero no le hacen ni pizca de gracia los dos escenarios posibles. Si pierde, tendrá que cargar con la losa de reemplazar a un entrenador que le ganó con un equipo supuestamente peor. Si gana, se convertirá en entrenador de un equipo al que derrotó, apartando de su sueño de ganar la Champions. Difícil tesitura.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad