Pep Guardiola pesca en la cantera del Barça

stop

El diamante en bruto que encadila el citizen

Pep Guardiola dando órdenes en la Premier

06 de septiembre de 2016 (14:30 CET)

Pep Guardiola sigue con el radar activado. Aunque el mercado de fichajes ya haya bajado la persiana, el entrenador del Manchester City sigue con la alerta puesta para no perder detalle de posible futuribles de cara a la campaña de invierno. Y es que lo primero que hizo el catalán al aterrizar al Etihad Stadium fue reforzar la plantilla heredada de Manuel Pellegrini. Sin embargo, el tiempo era limitado y el de Santpedor no pudo atacar a todos los objetivos deseados.

Guardiola tenía varios blancos de la liga española en órbita. Barça y Real Madrid eran los grandes equipos en los que pescar. Y es que más allá de Claudio Bravo, Pep tenía otros nombres marcados en rojo en su lista de futuribles. En este caso, uno de los fichajes que más ilusionaban al técnico blue era el de una joya en bruto de la cantera del Barça: Alejandro Grimaldo.

El paso por el Barça de Grimaldo

El valenciano, de 20 años, fue una de las jóvenes promesas que Lucho dejó volar la pasada temporada. El carrilero izquierdo tuvo un papel clave durante la etapa de Eusebio Sacristán en el filial azulgrana, aunque con la salida del entrenador de La Seca del Barça B, el capitán fue relegado a un segundo plano. De hecho, durante la temporada 2014-2015, Luis Enrique llamó en varias ocasiones al canterano para que jugase con el primer equipo, pero sin embargo, parece que no le llegó a convencer.

Con la llegada de Gerard López al banquillo del filial barcelonista, el papel de Grimaldo aún cayó más. En este caso, el lateral fue traspasado al Benfica por 1,5 millones de euros. Ahora, parece que Guardiola está interesado en el jugador, por lo que ha pedido a la secretaría técnica del City que establezca puentes de contacto con los lusos. Al parecer, el club portugués no tiene ninguna intención de soltar al carrilero, ya que tiene contrato hasta 2021.

Sin embargo, Pep es un tipo terco, por lo que todo apunta a que seguirá pujando por el jugador cuando el mercado invernal dé el pistoletazo de salida. Para el de Santpedor, Grimaldo no es un refuerzo que necesite urgentemente, ya que la banda izquierda está cubierta en la plantilla citizen, pero es un objetivo interesante. Un diamante en bruto. El técnico catalán conoce bien al futbolista, por lo que sabe que es un defensa que apunta maneras. Por ello, no le pierde de vista y seguirá sus pasos en el Benfica de bien cerca

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad