Pep Guardiola avisa a los jugadores en la agenda del Barça

stop

El futuro técnico del Manchester City pronostica tiempos difíciles para el equipo azulgrana

Pep Guardiola se lamenta tras una ocasión clara del Bayern en el Calderón | EFE

23 de junio de 2016 (13:34 CET)

Pep Guardiola prometió un pacto de no agresión con el Barça cuando abandonó el club. El técnico de Santpedor se comprometió a no desestabilizar a la plantilla azulgrana y durante tres años como máximo responsable del Bayern sólo fichó a Thiago Alcántara tras ser informado de que el centrocampista estaba en venta. Ahora, como máximo responsable del Manchester City, competirá otra vez con el Barcelona en el mercado. Los dos clubes coinciden en algunas prioridades y Guardiola ha avisado a los futbolistas que el futuro deportivo en el Camp Nou es incierto.

El Manchester City le ha ganado la partida al Barça en su lucha por Aymeric Laporte, el defensa central del Athletic. El club inglés también está a un paso de fichar a Nolito, harto de esperar al club azulgrana. Y, ahora, Guardiola podría ultimar la contratación de Leroy Sané, mediapunta del Schalke 04 con una gran proyección.

Ciclo ganador acabado

Guardiola dispone de unos 300 millones para fichar y vende ilusión a los futbolistas con los que ha contactado. El técnico de Santpedor quiere construir un Manchester City campeón, con un estilo de juego muy ofensivo y creativo. Algunos jugadores, sin embargo, dudan entre aceptar su propuesta o los cantos de sirena que les llegan de Barcelona.

Pep siempre ha sido muy respetuoso con el Barça, pero ha avisado a los futbolistas de que el ciclo ganador del Barça ya se ha acabado. En las mismas conversaciones, Guardiola asegura que el equipo de Luis Enrique sufrirá grandes cambios en los próximos años. Sin Puyol, Xavi ni Alves, por ejemplo, el equipo pierde liderazgo y carácter. Iniesta, por su parte, ya tiene 32 años y tanto Messi como Luis Suárez rozan los 30. El futuro incierto de Neymar también juega en contra del Barça

El entrenador del Manchester City también apela al potencial económico de los clubes de la Premier para influir en los jugadores.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad